Síguenos en redes

¿Qué deseas buscar?

La menor explotada en Arroyo de San Serván (Badajoz) sigue ingresada en un centro hospitalario de la Comunidad de Madrid

MADRID, 31 (EUROPA PRESS) La niña madrileña de quince años que fue secuestrada y explotada sexualmente en Arroyo de San Serván (Badajoz) sigue ingresada en un centro hospitalario de la Comunidad de Madrid, han informado a Europa Press fuentes del Gobierno regional. La Comunidad de Madrid tiene la tutela de urgencia de la menor el pasado 10 de diciembre y se hizo efectiva y notificó esta semana en la reunión que mantuvo con responsables del Instituto del Menor y la Familia. Este servicio intentó ponerse en contacto hasta en tres ocasiones con el padre de la menor en su domicilio, pero fue imposible localizarlo. Ahora, la Comunidad de Madrid deberá valorar en el expediente administrativo si la menor se encuentra en situación de desamparo conforme a la ley para asumir en todas sus consecuencias la tutela en perjuicio de los padres. Si los padres se oponen a esta decisión deberán interponer un recurso a la decisión administrativa de asumir la tutela, siendo un juez de menores el que decida sobre la misma a tenor de los informes del Instituto del Menor y de especialistas. Entre tanto, la menor está recibiendo ya asistencia por parte del personal sanitario y de los servicios sociales de la Comunidad de Madrid, que están evaluando las necesidades de la menor. El pasado 3 de octubre, los padres de la menor y domiciliada en el barrio de Prosperidad de la capital, presentaron una denuncia por su desaparición en la comisaría madrileña de Chamartín. La chiquilla se marchó de casa tras haber sido seducida por un rumano de 22 años, que la convenció para que se fuera a vivir con ella. Al poco de llegar a Arroyo de San Serván, un pueblo de poco más de 4.000 vecinos próximo a Mérida, la muchacha residió en una vivienda de la calle de La Sierra, donde habitan varios familiares del novio rumano. Pero era trasladada a una chabola próxima a un vertedero y obligada a prostituirse. El 4 de diciembre un policía local llamado Pedro José Torrado liberó a la menor.