Thursday, 27 July 2017 | 
LA VOZ LIBRE

Colegios de Cataluña imponen el catalán incluso en los patios

Las monjas del colegio Betània de Cornellá han colocado un cartel que obliga a ello

LVL
Monday, 20 de April de 2009, 07:14

Barcelona.- Dos niños hablando en el recreo no tienen por qué causar sospecha. Pero sí la generan si no se expresan entre ellos en catalán. Por ejemplo, si hablan en castellano pueden llevarse la reprimenda de los vigilantes del patio del colegio. No es una exageración, ni siquiera una anécdota. Es la reglamentación de la Generalitat de Cataluña, que considera que la zona de recreo está incluida en el espacio escolar y, por lo tanto, sujeta a la normativa lingüística.

No importa que se trate de una conversación privada o de un respiro en la inmersión diaria y constante a la que se ven sometidos los niños castellanohablantes –que no disponen de colegios en su propio idioma-. Lo importante es que funcione la ‘cohesión social’ que debe generar el catalán. No basta con que se estudie, sino que, además, se hable tanto en la vida profesional como privada.

El colegio Betània, de Cornellá, en la comarca del Bajo Llobregat (Barcelona) ha materializado la obligación de hablar en catalán en el patio colocando un rótulo de casi dos metros de longitud junto al acceso a la zona de recreo. Utilizan un estilo tipográfico 'naïf' y mezcla distintos colores en su composición. El cartel anuncia: ‘Al pati parlem en català’ (‘En el patio habla en catalán’).

El rótulo se encuentra colocado en el colegio, desde que comenzó el curso, hace siete meses, y fue detectado por los padres cuando accedieron, a finales de diciembre, a la zona donde se celebran las actuaciones infantiles navideñas. Hasta entonces nadie se había percatado de ello, ya que los progenitores esperan la salida de los niños fuera del centro. El pasado viernes, justo antes del fin de semana, seguía colocado en el mismo lugar.

LA CONVERSIÓN DE LAS MONJAS

El colegio Betània es privado religioso, destinado a niños de párvulos y Primaria (de 4 a 10 años). Se encuentra en la calle Bonavista 37 de Cornellá. y lo regentan monjas que en este curso cuentan con una importante subvención de la Generalitat. Algunos padres consultados achacan a esta circunstancia la conversión ‘catalanista’ que han sufrido las religiosas en estos últimos tiempos. También existen testimonios de profesores que, el curso pasado, reprendían a los niños en el recreo si los escuchaban hablar en español. Cornellá es una ciudad en la que la población usa el castellano de forma mayoritaria.

Como el resto de colegios privados y públicos de Cataluña, el Betània tiene como única lengua de enseñanza el catalán. Todos los libros son, igualmente, en este idioma. La normativa lingüística de la Generalitat, tanto para colegios públicos como privados, señala entre las obligaciones del centro las de “establecer pautas de uso lingüístico favorables a la lengua catalana para todos los miembros de la comunidad educativa y garantizar que todas las actividades y las comunicaciones entre el centro y el entorno sean en dicha lengua”. También se menciona el fomento de agrupaciones de alumnos fuera del colegio con el fin de favorecer “las interacciones comunicativas para mejorar el aprendizaje y el uso de la lengua catalana”.

ELVIRA FUENTES: "ATENTA CONTRA LA PRIVACIDAD"

Elvira Fuentes, de la Asociación por la Tolerancia, de Cataluña, asegura que “esta práctica de forzar a los niños a hablar catalán en los patios atenta contra la privacidad de las conversaciones”. Además, señala que “la Generalitat, a través de las subvenciones, controla los centros privados concertados y les imponen el trágala de la lengua hasta extremos. Invaden la esfera privada de las personas porque saben que si les dejan libertad se expresan espontáneamente en un idioma que, precisamente, no es el catalán”.

 

Comentarios

 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook