LA VOZ LIBRE

Doña Sofía visita el Rastrillo y compra 'Reinas de España', de María José Rubio

Iban a regalarle otros libros, pero dijo: "Si pago, yo elijo"

LVL
2009-11-29 19:22:04

Madrid.- La Reina y la Princesa de Asturias volvieron un año más a la Casa de Campo de Madrid, en apoyo del ‘Rastrillo’ de Nuevo Futuro, que cerró hoy domingo, y en el que se recaudan fondos para sostener los hogares infantiles que tiene en España, Colombia, Perú, Portugal, Senegal y Santo Tomé.

La hermana mayor del Rey, la infanta Pilar, recibió a doña Sofía y a doña Letizia, junto a la presidenta de Nuevo Futuro, Pina Sánchez Errazuriz, quienes después de rendir un homenaje a Menchu Herrero, fundadora de la organización y del mercadillo, que falleció este año, les acompañó en su recorrido por los casi 80 puestos de venta.

La anécdota de la jornada la protagonizó la propia Reina. En uno de los puntos de venta de libros, la encargada tenía preparada una selección de lecturas para Doña Sofía, a quien pensaba entregárselas como obsequio por la visita. La infanta Pilar intervino para explicar que la filosofía del ‘Rastrillo’ era la de cobrar siempre, ya que se trataba de una recaudación benéfica, por lo que debía renunciar a realizar el regalo a la Reina. Su Majestad apoyó esa actitud con condiciones: “Si pago, yo elijo”, afirmó, con la consecutiva elección de un libro entre los centenares de volúmenes expuestos. Su decisión final se inclinó por la obra de la historiadora María José RubioReinas de España. Siglos XVIII-XXI. De María Gabriela de Saboya a Letizia Ortiz, de la editorial La Esfera de los Libros, que abonó ‘religiosamente’.

Doña Rofía y Doña Letizia estuvieron casi dos horas en el Pabellón de la Pipa, abarrotado de gente, que saludó y aplaudió a los dos miembros de la Familia Real, que respondieron en todo momento a las muestras de afecto.

En su recorrido por el pabellón, se encontraron con el Padre Ángel, quien les presentó a un niño enfermo, que recibió caricias y palabras de cariño de la Reina y de la Princesa.

Ambas curiosearon por los distintos puestos, en lo que se pueden adquirir detalles como pulseras o bufandas por pocos euros hasta obras de arte, cuyo coste es bastante elevado.

Como otras veces -es el tercer año consecutivo que la Reina y la Princesa van al "rastrillo"- pudieron ver cómo colaboran con esta causa embajadas de distintos países como Argentina, Chile, Filipinas, Polonia, Rusia, Arabia Saudí o Marruecos (las dos últimas por primera vez).

El mercadillo, que ha permanecido abierto hasta el domingo 29 de noviembre, ofreció también distintos lugares para poder tomar un tentempié o un refresco y algunos de ellos animan a los visitantes con cantes como el flamenco.

Nuevo Futuro es una fundación que desde hace más de 40 años crea y mantiene hogares para menores -tiene más de 140-, en los que viven, con dos adultos que hacen las funciones de padres, hasta que pueden valerse por ellos mismos.

La organización ofrece hogares funcionales, de día, de niños con necesidades psíquicas especiales, de primera acogida, de mujeres maltratadas con hijos y de emancipación, además de unidades dependientes para madres privadas de libertad con menores de tres años a su cargo.

Nuevo Futuro opera también en Croacia y colabora con instituciones de Guatemala, México, Bolivia, Venezuela, Rusia, India y Afganistán.

Sus hogares se mantienen con lo que se recauda en el "rastrillo y con las subvenciones de las administraciones Públicas, suscripciones privadas, donativos personales y mecenazgo de empresas.

Comentarios

 
Publicidad