LA VOZ LIBRE

La cola al limón, el nuevo agua bendita

Los grifos de la iglesia estaban congelados

Mónica Martínez
2009-04-23 19:35:12

Oslo.- Cuando los grifos se congelan, no hay agua y se tiene un bautizo, la solución podría estar en la Coca-Cola al limón.

Con este remedio improvisado, un sacerdote de un pueblo noruego cercano a Oslo, se vio en un aprieto cuando celebraba el sacramento y no disponía del agua bendita. Los grifos de la iglesia donde se oficiaba la ceremonia se congelaron y el cura tuvo que acceder a utilizar lo primero que tenía a mano.

El pequeño protagonista del evento fue bautizado con esta marca de cola sin que la familia se percatara del olor alimonado que desprendía el bebé. El sacerdote, movido por su sentimiento de culpabilidad y el aroma que se respiraba en el ambiente, decidió contar a la familia la solución de emergencia que había tomado pero, eso sí, aclarando que la bebida ya no tenía gas.

Sin duda, una forma peculiar para tomar el bautismo.

Comentarios

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook