LA VOZ LIBRE

Charlene Wittstock, ¿un vientre de alquiler para Alberto de Mónaco?

Infidelidades, un contrato matrimonial, fugas y hasta una maldición planean sobre la boda

LVL/Foto:GTres
2011-07-04 14:44:45

Madrid.- Más allá de los fastos, las lágrimas y el vestido de la novia, lo que llamó la atención del enlace real de Mónaco fueron las expresiones de los recién casados, ella triste y emocionada, y él, como serio y distante. Esto, junto a todos los rumores de huídas frustradas, contratos prematrimoniales e hijos ilegítimos vienen a dar más fuerza a la teoría de que Alberto de Mónaco, más que casarse por amor con Charlene Wittstock, buscaba 'un vientre de alquiler' para un heredero legítimo al trono.

Y es que el enlace monegasco ha provocado más y más sobresaltos a medida que se acercaba el gran día. A los tres supuestos intentos de huida de su Alteza Serenísima Charlene, habría que sumarle una supuesta nueva paternidad de Alberto de Mónaco. Según publicaba la revista francesa 'Public', el hijo de Rainiero y Grace Kelly sería el padre de un niño de 18 meses, cuya madre sería una mujer italiana. En concreto, Nicole Coste, madre de Alexander, reconocido por Alberto.

De acuerdo a 'France Press', la nueva princesa habría obligado a su flamante marido a hacerse una prueba de paternidad. En caso de que ésta diera positiva, el niño ya sería el tercero de sus hijos ilegítimos: a Alexander, habría que sumarle Jazmin, de 19 años, hija de la norteamericana Tamara Rotola. Para más INRI, el niño sólo tendría dos semanas, lo que únicamente podría significar una infidelidad por parte del Príncipe, que lleva más de cinco años de relación con Charlene.

Sumado a esto, el otro tema espinoso que rodea a la boda es el contrato prematrimonial que habrían obligado a firmar a la nueva princesa del diminuto país mediterráneo. Este contrato exige a la sudafricana a permanecer cinco años casada con Alberto y a darle un heredero, varón, puesto que las mujeres no pueden acceder al trono, sin tener opción a pedir una separación o el divorcio hasta que no se cumpla ese plazo.

Esto convierte a Charlene en poco más que un vientre de alquiler. Esa es una de las causas que se señalaron como motivo de la huída supuestamente protagonizado por la ex nadadora unos días antes de celebrarse el enlace. Las informaciones vertidas en los diarios franceses aseguran que Charlene intentó alcanzar la embajada de Sudáfrica en París, pero altos funcionarios del Estado monegasco le confiscaron el pasaporte y le persuadieron para que permaneciera en el país y cumpliera con su obligación.

LA MALDICIÓN DE LOS GRIMALDI

Con semejante panorama ya hay quien compara este enlace con el de Diana de Gales y Carlos de Inglaterra, y lo cierto es que, al menos, las expresiones de ellos son muy similares: serios y distantes en lo que concierne a sus acompañantes, por no decir directamente fríos. También resuenan los ecos de lo que algunos llaman “maldición de los Grimaldi”, recordando la mala suerte histórica de esta dinastía y, más reciente, la de Carolina y Estefanía, hermanas de Alberto.

Según esta leyenda, ninguno de los miembros de la Casa Real de Mónaco será feliz. La versión más pintoresca cuenta que una gitana, violada por Rainiero I, habría lanzado sobre él la maldición que afectaría a sus descendientes. La historia de los Grimaldi está llena de muertes no naturales, la más reciente la de madre de Alberto, la princesa Grace Kelly, fallecida en accidente de tráfico. El desastre también cuenta con los divorcios de Estefanía y Carolina, quién además, perdió a su segundo marido en otro accidente náutico.

ALBERTO, MUERTO EN WIKIPEDIA

La broma de mal gusto de la jornada la protagonizó Wikipedia, que publicó que Alberto de Mónaco había fallecido por un traumatismo cranoencefálico. La entrada, que fue corregida a toda prisa, publicaba que al soberano le había caído “un tiesto en el cráneo desde un octavo piso en Montecarlo, Mónaco”.

Comentarios

Dice ser Anónimo
2011-08-16 03:43:54
en pleno siglo xxI que verguenza y se dice pueblos desarrollados

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook