Saturday, 22 July 2017 | 
LA VOZ LIBRE

Marisol Santos (La Coruña): "Mi hija me preguntó el año pasado si era malo hablar en castellano"

"Cuando mi hija no entiende una palabra, su tutor le responde: 'Búscao no diccionario'"

Belén Piedrafita
Tuesday, 07 de July de 2009, 19:05

La Coruña.- "Mi hija pequeña incorpora al castellano muchas palabras del gallego". Marisol Santos tiene dos hijos de 10 y 12 años matriculados en 4º y 6º de Primaria en el colegio público 'Eusebio da Guarda' de La Coruña. Tras la aprobación del Decreto de Normalización del Gallego en 2007, casi la totalidad de las asignaturas pasaron a impartirse en gallego en el centro, incluso la de Lengua Castellana.

- ¿Cuándo comenzaron sus hijos a recibir la enseñanza sólo en gallego?

- Hasta hace dos años, las asignaturas de Lengua Gallega y Conocimiento del Medio eran las únicas que se impartían en gallego. Con la llegada del famoso 'Decreto 124/07', por el que se regula el uso y la promoción del gallego en el sistema educativo, prácticamente el cien por cien de las asignaturas pasaron a impartirse en gallego en el CEIP Eusebio da Guarda, con la excepción de Inglés, Ética/Religión y Lengua Española. Y aun así, algunos profesores, como el tutor de mi hija, también dan la asignatura de Castellano en gallego, denominándola 'Lingua Castelá'.

- ¿En qué ha repercutido este cambio en sus hijos?

- La imposición lingüística que ha surgió a partir de ese decreto no ha afectado a todos los alumnos por igual. Por ejemplo, en mis hijos se aprecia una gran diferencia entre el mayor, que estaba cursando quinto de Primaria, y su hermana, que estaba en tercero. El primero distingue perfectamente el castellano y el gallego y no comete faltas de ortografía en ninguno de los dos idiomas, pero su hermana incorpora al castellano muchas palabras del gallego. Esto es mucho más acusado en los niños de 3 a 5 años.

- Sin embargo, ¿cuál es la lengua materna de sus hijos?

- El español, aunque los dos entienden el gallego, ya que es la lengua en la que actualmente reciben el 95 por ciento de sus clases. De hecho, todos sus compañeros también hablan castellano con la excepción de uno o dos niños.

- Por tanto, ¿han podido escoger la lengua de enseñanza de sus hijos?

- Rotundamente, no. Mis hijos estaban acostumbrados a que los profesores se dirigiesen a ellos en castellano y, de pronto, todos se pasaron al gallego, incluso en las clases de Gimnasia y Matemáticas. Los niños se sienten incómodos y les cuesta concentrarse. Mi hija pequeña me preguntó el año pasado si era malo hablar castellano.

- ¿Qué objetivo cree que tenían las autoridades cuando aprobaron esta ley?

- Fue la concesión que le dio el PSOE al BNG para hacerse con la Xunta de Galicia.

- ¿Ha tenido la sensación en algún momento de que las cosas estuvieran cambiando?

- Cuando gobernaban Quintana y Touriño, la imposición lingüística del gallego llegó a sobrepasar la legalidad. Parece que esto se va a solucionar con el nuevo gobierno de Núñez Feijóo, aunque en muchos momentos nos hace pensar que sólo quiere contentar a todos sin concretar nada.

- ¿Han tenido sus hijos algún tipo de problema de adaptación en el colegio a causa de la lengua?

- Afortunadamente no, porque me he preocupado de conseguir todos los libros posibles en español. Incluso aquéllos que no se han editado en castellano, los he escaneado y traducido en el ordenador. Ha sido un esfuerzo enorme, pero ha merecido la pena. La clase ya depende del profesor. La mayoría habla en castellano, por lo que les cuesta un esfuerzo enorme dar la clase en gallego. Cuando los niños no entienden algo, suelen recurrir al castellano para explicarse. El problema está cuando el profesor actúa como un político y no como un docente. A veces están más preocupados en imponer un idioma que en centrarse en que los niños aprendan. Cuando mi hija le pregunta a su tutor una palabra que no entiende, éste le responde: “Búscao no diccionario”. Esta actitud afecta el rendimiento de mi hija, porque en los exámenes se encuentra con enunciados que no comprende y no puede contestar correctamente.

- ¿Cómo se manejaba usted con libros en castellano en casa y clases en gallego en el colegio?

- El profesor de mi hija me llegó a decir que estaba entorpeciendo su aprendizaje al comprarle los libros en castellano. Es increíble que diga eso cuando el expediente académico de mi hija es de los mejores de su clase, a pesar de que le quitan puntos por hacer sus tareas en español.

- ¿Han reivindicado los padres la libertad de elección de lengua en el colegio?

- Desde el principio del curso pasado, varios padres hemos solicitado al director, el señor Manuel Naviera, que nos escriba las notas informativas, circulares y demás comunicaciones en castellano, ya que actualmente sólo lo hace en gallego. Su respuesta siempre ha sido negativa. Sin embargo, a finales del curso pasado presentamos una denuncia en la Inspección y en la Delegación de Educación y comenzamos a recibir alguna circular en castellano, aunque de una manera totalmente improcedente.

- ¿Cómo actúa el centro para que lo califique como una manera improcedente?

- El tutor entrega a todos los alumnos de una clase, excepto a mis hijos, una circular informativa. Al cabo de un par de horas entra el director en el aula, interrumpiendo la clase, y entrega a mis hijos la nota en castellano. Por supuesto, tuvimos que pedir a este señor que las notas se entregaran en español por medio del tutor y de la misma manera que a sus compañeros, sin poner en evidencia a mis hijos delante de sus compañeros. Conseguimos que así lo hicieran hasta febrero de este año, cuando volvieron a escribir exclusivamente en gallego. A pesar de presentar una queja, el Valedor del Pueblo me aseguró que no tenía constancia de que en dicho colegio se estuviera incumpliendo la ley en materia lingüística. Obviamente es mentira, pero ya no sabemos a dónde recurrir.

- ¿Cree que tras la aprobación del Decreto de 2007 la actitud adoptada por los colegios públicos y privados ha sido diferente?

- Los centros privados y concertados temen que la Administración tome represalias, si no actúan según el Decreto. En los públicos, sin embargo, se les promociona a los profesores que hablan gallego. A los que utilizan el castellano en sus clases, se les amenaza con enviarles a un inspector y sancionarlos.

- Para usted, ¿cuál sería la situación ideal en Galicia?

- Que se respete el derecho de los ciudadanos a elegir en cuál de las dos lenguas oficiales desean recibir las clases, utilizar los libros de texto y expresarse. Y que en todos los documentos oficiales se empleen ambas lenguas.

Noticias relacionadas

Comentarios

 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook