Síguenos en redes

¿Qué deseas buscar?

CANADÁ-POLÍTICA

El Gobierno de Canadá suspende las sesiones del Parlamento hasta marzo

Toronto (Canadá).- El primer ministro canadiense, Stephen Harper, confirmó hoy la suspensión de las sesiones del Parlamento del país hasta el 4 de marzo del 2010, una controvertida medida que ha sido calificada por la oposición como una "afrenta a la democracia".

La suspensión de las sesiones del Parlamento ofrecerá a Harper tres meses de respiro político y coincidirá con la celebración de los Juegos Olímpicos de Invierno en la ciudad canadiense de Vancouver.

"Nuestra prioridad en la nueva sesión del Parlamento seguirá siendo la rápida y efectiva implementación del Plan de Acción Económica de Canadá para beneficiar a comunidades, trabajadores y empresas", dijo Harper a través de un comunicado.

"Aunque vemos señales provisionales e iniciales de que la economía está emergiendo de la recesión, la recuperación sigue siendo frágil. Ahora no es el momento de cambiar de curso" añadió el primer ministro.

En los últimos meses la imagen del Gobierno ha sufrido nacional e internacionalmente por su postura en la negociaciones sobre cambio climático de Copenhague y por acusaciones de que entregó a detenidos en Afganistán para que fueran torturados por las autoridades de Kabul.

La suspensión de las sesiones del Parlamento es una controvertida e inusual medida y es la segunda vez en dos años que Harper la utiliza para evitar una situación complicada.

Hoy, uno de los líderes del Partido Liberal (el principal grupo de la oposición), Ralph Goodale, declaró que la suspensión sería "una increíble afrenta a la democracia". Otros parlamentarios de la oposición dijeron que no hay razones que justifiquen la suspensión y que es un "fraude político".

En diciembre de 2008, Harper ya solicitó y obtuvo la suspensión del Parlamento cuando los tres grupos de la oposición (el Partido Liberal, el Bloque Quebequés y el Partido Nueva Democracia) anunciaron que formarían una coalición para derribar al Gobierno del Partido Conservador.

Entonces, la suspensión de las sesiones del Parlamento (que tiene que ser otorgada por la Gobernadora General, Michaëlle Jean, quien ejerce de Jefa de Estado en representación de la Reina de Inglaterra) provocó el colapso de la coalición y permitió a Harper seguir gobernando.

Pero muchos expertos constitucionales advirtieron de que la suspensión era un grave precedente que socavaba la democracia canadiense.

La suspensión de las sesiones del Parlamento también permitirá que Harper nombré más conservadores en el Senado de forma que para marzo el Partido Conservador tendrá la mayoría en la Cámara Alta del Parlamento lo que le garantizará a Harper mayor facilidad para aprobar leyes.