Síguenos en redes

¿Qué deseas buscar?

VENEZUELA-GOBIERNO

Chávez afirma que 2009 fue un año de "reimpulso" revolucionario y concluye "bien"

Caracas.- El presidente venezolano, Hugo Chávez, aseguró hoy que 2009 ha sido "un año de reimpulso" de la "revolución" y concluye "bien", pese a los embates de la crisis económica sobre el país y la "permanente" campaña del capitalismo en su intento por "frenar" la transición hacia el socialismo.

En una alocución nacional de obligatoria transmisión por radio y televisión, el mandatario habló del "éxito" de su Gobierno "para enfrentar" los efectos en Venezuela de la crisis mundial derivada del "estruendoso fracaso del capitalismo".

"En lo económico termina mucho mejor de lo que habíamos pensado aún en el mejor de los escenarios", declaró Chávez, quien hizo un reconocimiento público al trabajo del equipo económico nacional.

El gobernante destacó que "aquí no explotó el desempleo ni la pobreza" pese a la caída del 2,9 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) al cierre de 2009, según indicó hoy el presidente del Banco Central de Venezuela, Nelson Merentes, en su mensaje de fin de año.

La crisis internacional afectó los precios del petróleo, que se derrumbaron a finales de 2008, por lo que Venezuela, quinto exportador mundial de crudo y miembro fundador de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), vio reducidos a la mitad sus ingresos nacionales.

Chávez resaltó que aplicó una serie de medidas económicas como la reducción en un "6 por ciento" del presupuesto nacional, "sin tocar para nada la inversión social".

"Y la inversión social para el 2010 sigue incrementándose porque para nosotros eso es lo esencial (...) eliminar la miseria, la pobreza, la exclusión, y elevar el nivel de vida de todo un pueblo", sostuvo el jefe del Estado.

El Ejecutivo también "recalculó el precio del barril de crudo a 40 dólares" desde los 60 dólares previstos inicialmente en el presupuesto nacional, resaltó.

Actualmente, el barril venezolano cotiza "sobre los 70 dólares", informó Chávez y destacó que los esfuerzos de la OPEP han "logrado colocar el precio" del crudo "en una banda entre 60 y 80 dólares".

Las medidas económicas oficiales permitieron mantener a raya el desempleo, que comenzó este año con tasa de 7,9 por ciento y cerrará "al mismo nivel", a diferencia de otros países del mundo donde el indicador "se disparó".

Habló, además, de la "estrategia exitosísima" del Ejecutivo para enfrentar la crisis que afectó a ocho pequeños bancos, que representaban menos del 7 por ciento de los ahorros del sistema, que fueron cerrados tras detectarse "irregularidades" en su gestión.

Dos de esos bancos fueron liquidados, tres fueron fusionados con el público Banfoandes para dar paso al nuevo estatal Bicentenario Banco Universal, operativo desde el pasado 21 de diciembre, y los otros tres se encuentran intervenidos con miras a su rehabilitación.

"Aquí no ha habido sobresaltos", dijo Chávez, al señalar que la gran mayoría de los depositantes han recuperado sus ahorros y el sistema financiero en su conjunto continúa sólido.

En materia política, Chávez resaltó "la gran victoria" de su Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y aliados con la aprobación en referendo, el pasado 15 de febrero, de "la primera enmienda" a la Constitución Bolivariana de 1999, para permitir que los funcionarios electos puedan optar cuantas veces quieran, sin límites, a la reelección en el cargo.

En ese sentido, reiteró a sus correligionarios la "necesidad de mantener el ímpetu de la ofensiva" política, para impedir que la "contrarrevolución" pueda retomar el poder en el país.

"Si ellos (la oposición) logran sus objetivos (de retomar el poder) el país entraría en una fase de desestabilización" porque "ellos vendrían a desmontar los avances de la revolución (...) además llegarían llenos de odio a cobrar", sostuvo el mandatario.

Ante ese eventual escenario político, las fuerzas del cambio se convertirían "en un ejército popular de liberación" por sus miembros son "miles, cientos de miles soldados revolucionarios".

"De allí la importancia suprema de que continuemos consolidando el Gobierno revolucionario (...) para preservar la paz, el desarrollo del país, la felicidad de los venezolanos", añadió Chávez.