Síguenos en redes

¿Qué deseas buscar?

Feijóo se escuda en el inglés para impedir la libertad lingüística

El presidente de la Xunta presenta el borrador del "decreto trilingüe"

Santiago de Compostela.- Alberto Núñez Feijóo explicó ayer, al término del Consejo de la Xunta, lo que él llama "decreto trilingüe". En la presentación del borrador del nuevo decreto del gallego, el presidente de la Xunta proclamó: "Pasamos de un decreto en el que se imponía a los chicos la lengua en la que tenían que hablar en clase a un decreto en el que se les da libertad". Sin embargo, obvió la libre elección del idioma en las asignaturas troncales, así como la casilla con la pregunta vinculante en el sobre de matrícula para esta cuestión. El borrador tampoco recoge el derecho a usar los libros de texto en el idioma deseado.

El presidente gallego indicó que su intención es que las materias escolares se impartan a razón de un tercio en gallego, un tercio en castellano y un tercio en inglés u otra lengua extranjera, y que los padres puedan elegir el predominio de una sobre otra.

En la conferencia de prensa, indicó que pretende que los padres de los alumnos puedan elegir la lengua de sus hijos en educación infantil, decidir en primaria que Matemáticas sea en gallego y Conocimiento del medio en castellano o viceversa, y que ambas sean en uno u otro idioma en Secundaria, donde tampoco se podrá elegir lengua en la que estudiar las materias troncales.

Feijóo afirmó que el "decreto trilingüe" que quiere adoptar tiene como "objetivo final" el conocimiento por parte de los alumnos de tres lenguas, aunque sin incrementar los recursos actuales, si bien el consejero de Educación, Jesús Vázquez, que le acompañó, anunció que aumentará los cursos de formación del profesorado y fomentará la movilidad entre centros.

Subrayó que su deseo es que los alumnos pasen de "monolingüismo al trilingüismo" y afirmó que el decreto pretende establecer que "los alumnos sean libres de dirigirse al profesor en la clase en gallego o en castellano, salvo en las de lengua gallega o castellana".

"Vamos a evitar ese riesgo que existía antes de que había clases predominantemente en un único idioma de los dos oficiales en Galicia", comentó Feijóo.

Apuntó que su intención es "volver al equilibrio entre gallego y castellano, y inglés" y "evitar lo que ocurría antes, y es que de 25 horas en Primaria obligatoriamente 14 tenían que ser exclusivamente en gallego".

Precisó que en base al decreto aprobado por el anterior Gobierno de la Xunta, que establecía una obligatoriedad de como mínimo el 50 por ciento de las clases en gallego, había excesos que llevaron a que en la practica se fomentara el monolingüísmo.

Subrayó que sus propuestas del decreto serán remitidas al Consello da Cultura Galega y a la Real Academia de la Lengua Gallega conforme a su compromiso.

Consideró que si los partidos políticos asumen la "moderación" y la "independencia" necesarias, "estoy seguro de que el consenso social que ya existe en las calles de la cordialidad lingüística puede incorporarse al ámbito de la política".

Feijóo aseguró que esas "bases" del nuevo decreto que prevé establecer el Gobierno autonómico, gobernado por el PPdeG, "cumple la ley de normalización lingüística y el programa electoral mayoritariamente votados en las urnas", en que su formación ganó los comicios en marzo pasado.

También dio a entender que el decreto respetará una reciente sentencia del Tribunal Supremo que "dice que los padre no tienen derecho a exigir un sistema educativo en el que todas las asignaturas se den en un sólo idioma de su elección".

El presidente gallego afirmó que su ambición es "preparar las generaciones futuras para un mundo cada vez más globalizado" y auguró que otras comunidades autónomas con varios idiomas oficiales estarán interesadas en analizar su proyecto.