Síguenos en redes

¿Qué deseas buscar?

R.UNIDO-IRAK

Irán dirigió el secuestro de cinco británicos en Irak, según un diario

Londres.- El secuestro de cinco británicos en Irak en el 2007, incluido el informático Peter Moore, liberado ayer, fue dirigido por la Guardia Revolucionaria de Irán, según afirma hoy el diario "The Guardian", tras realizar una extensiva investigación.

El periódico británico asegura en su portada que los prisioneros fueron trasladados a territorio iraní justo después de haber sido capturados en la sede bagdadí del ministerio de Finanzas y Tecnología de Irak, el 29 de mayo del 2007.

Diversas fuentes iraquíes e iraníes han confirmado al diario que las víctimas fueron encarceladas en centros dirigidos por la unidad Al Quds de la Guardia Revolucionaria, especializada en operaciones en el extranjero para el Gobierno iraní.

Uno de los secuestradores dijo al rotativo que tres de las víctimas, los guardaespaldas Jason Creswell, Jason Swindlehurst y Alec Maclachlan, fueron ejecutadas después de que el Gobierno del Reino Unido desoyera las peticiones de un rescate.

El consultor informático Peter Moore, uno de los cinco secuestrados, fue puesto en libertad el miércoles tras dos años de cautiverio y goza de buena salud, según ha confirmado el ministerio de Exteriores británico.

Moore, de 37 años, fue apresado junto a cuatro guardaespaldas suyos (tres de los cuales han muerto) el 29 de mayo del 2007 en el ministerio de Finanzas iraquí y se temía por su vida después de la suerte de sus tres compatriotas.

De momento, se desconoce la situación del quinto secuestrado, Alan McMenemy, aunque el Gobierno británico teme que haya podido morir.

Los cadáveres de dos de los guardias, Jason Swindlehurst y Jason Creswell, fueron entregados al Reino Unido en junio pasado, en tanto que el cuerpo del tercer muerto, Alec MacLachlan, se entregó en septiembre, y todos murieron asesinados a tiros.

Los secuestradores, pertenecientes al grupo Resistencia Chiíta Islámica en Irak, vestían uniformes de las fuerzas de seguridad del país y llegaron en unos 40 automóviles policiales al ministerio, situado fuera de la llamada "zona verde" de seguridad en Bagdad.

En febrero del año pasado, el canal árabe Al Arabiya emitió un vídeo en el que aparentemente aparecía Moore, quien pedía al primer ministro británico, Gordon Brown, que las fuerzas de la coalición liberaran a nueve iraquíes que tenían detenidos a cambio de la libertad de los cinco rehenes.

"The Guardian" señala hoy que la liberación de Moore, que regresará en breve a Gran Bretaña, se produjo tras llegarse a un acuerdo por el que el Ejército estadounidense entregó al Ejecutivo iraquí para su liberación al joven clérigo chií Qais al Jazali, una figura destacada de la Liga Verdadera, un grupo afiliado a la unidad Al Quds.

Según el periódico, Moore fue secuestrado porque iba a instalar un sistema que demostraría que una gran cantidad de ayuda económica internacional estaba siendo desviada a grupos de milicianos iraníes en Irak.

El diario, que ha investigado el caso durante un año, añade que los cuerpos de los guardaespaldas fueron entregados a cambio de la liberación de prisioneros iraquíes.