Síguenos en redes

¿Qué deseas buscar?

CHILE-POBLACIÓN

La fecundidad de las chilenas bajó de 5 a 1,8 hijos entre 1950 y 2007

Santiago de Chile.- La fecundidad de las mujeres chilenas ha bajado de forma constante desde mediados del siglo pasado, cuando en promedio las familias tenían cinco hijos, según un informe difundido hoy por el estatal Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

El informe sobre Estadísticas Vitales 2007 muestra que en 1980 el número de hijos por mujer había bajado a tres; a 2,3 en 1997, a 2 en 2003 y a 1,8 en 2007.

Dos hijos por mujer es, según el INE, la tasa de recambio generacional, es decir, lo mínimo que necesita la sociedad para que nuevos habitantes reemplacen a su padres y madres.

En Chile, que a fines de noviembre habría alcanzado los 17 millones de habitantes, según expertos, el más afectado por esta situación en el actual decenio es el grupo de entre cero y 14 años, que pasó de representar el 28,4 por ciento de la población del país en el año 2000, al 23,8 por ciento en 2007.

Por regiones, Valparaíso es la que presenta la menor tasa de fecundidad en Chile, con 1,78 hijos por mujer, mientras su población mayor de 60 años representa el 14 por ciento del total, dos puntos más que el promedio nacional.

El informe advierte además que mientras decae la proporción de niños, aumenta la de adultos mayores: en 2006 habían en Chile 48 mayores de 60 años por cada cien menores de 15 años, cifra que en 2007 subió a 51.

Las regiones de Valparaíso, Los Ríos, Magallanes, Arica-Parinacota, Bío Bío , Maule y La Araucanía presentan un envejecimiento superior al promedio nacional, con proporciones de entre 52 y 62 mayores de 60 años por cada cien menores de 15.

De forma paralela, según el INE, se observa un aumento en la expectativa de vida de los chilenos, lo que también muestra una tendencia al envejecimiento de la población.

En el año 2000 la expectativa de vida de las mujeres chilenas era de 78,5 años y la de los hombres de 72,5 años, mientras en 2007 se situaron en 80,2 y en 74,7 años, respectivamente.

Según Florencia Herrera, académica de la Universidad Diego Portales, un factor importante en la disminución constante del número promedio de hijos es la percepción del aumento del costo económico que implica tenerlos.

"Vivimos en una sociedad que tiene desprotegidas a las mujeres en la decisión de tener hijos y es obvio que el tema económico esté presente", dijo a la edición electrónica del diario La Tercera.

A su juicio, el análisis de los padres es que se requieren muchos recursos para criar a los hijos y entregarles mejores posibilidades, de tal manera que tener otro hijo es quitarle oportunidades al primero y aumentar los costos familiares, como ver poco a los hijos por los horarios de trabajo.

La solución, añadió, pasa por la aplicación de políticas públicas, como han hecho países desarrollados, con medidas para incentivar el nacimiento de más niños.

Matizó que dichas políticas sólo darán resultados cuando sean dirigidas tanto a hombres como a mujeres, a fin de que el costo económico y laboral de tener hijos no sea exclusivo de ellas.