Síguenos en redes

¿Qué deseas buscar?

BOLSA-WALL STREET

Wall Street finaliza 2009 con una ganancia del 18,82 por ciento

Nueva York.- Wall Street terminó hoy 2009 con una subida anual del 18,82% en el Dow Jones de Industriales, lo que le permite dejar atrás los malos momentos vividos en el primer trimestre, cuando cayó a su nivel más bajo en 12 años.

Ese indicador, que incluye a 30 de las mayores empresas de EE.UU., tocó fondo a comienzos de marzo, pero después remontó el vuelo con decisión y concluye 2009 en 10.428,05 puntos, 1.651,66 más que al comienzo del año.

Una trayectoria similar siguieron el selectivo S&P 500 y el mercado tecnológico Nasdaq, que el 9 de marzo cerraron en su cota más baja desde septiembre de 1996 y octubre de 2002, respectivamente.

El S&P 500 concluye 2009 en 1.115,10 unidades, lo que supone un alza anual del 23,45%, y el índice del Nasdaq finaliza en 2.269,15 enteros, un 43,89% más que al final de 2008.

La previsión de mejora económica en Estados Unidos, la estabilización del sistema financiero y cierto optimismo empresarial contribuyeron este año a animar las compras en Wall Street, mientras los inversores no perdían de vista los cambios del dólar ante el euro y otras divisas.

Sin embargo, el Dow Jones acumula su segunda peor década de la historia, al haber perdido un 9,3% en diez años, mientras que el S&P bajó un 24% y el Nasdaq un 44%.

Además, las cotas en que cierran el año el Dow y el S&P están lejos aún de los máximos históricos de octubre de 2007, y en el caso del Nasdaq de marzo del 2000.

Sin embargo, suponen un notable alivio respecto del comportamiento que tuvieron en 2008, cuando se vieron sacudidos por una severa recesión y una crisis financiera que hicieron tambalearse los cimientos de las economías más avanzadas.

El Dow perdió un 33,8% en 2008, su peor año desde 1931; el S&P 500 el 38,4% y el Nasdaq el 40,5%, lo que supuso el peor año de su historia.

American Express, con una revalorización del 118%, fue el componente del Dow con mejor año y saca notable ventaja a las otras tres financieras del índice, que también terminan 2009 con ganancias.

JPMorgan Chase subió un 32% y Bank of America casi un 7% en un ejercicio en el que esas tres entidades y otros grandes bancos estadounidenses lograron devolver los fondos públicos que recibieron para superar la crisis. La aseguradora Travelers avanzó un 10%.

El banco Citigroup, uno de los más afectados por la crisis crediticia e hipotecaria y que en junio fue sustituido en el Dow por Travelers, tuvo en cambio un año bursátil desfavorable y se depreció algo más del 50% respecto de 2008.

No obstante, los 3,31 dólares a los que cierran 2009 sus títulos suponen un respiro si se compara con los 97 centavos a que llegaron a negociarse el pasado 5 de marzo.

Microsoft (56%) e IBM (55%) también cierran 2009 con un fuerte alza en el precio de sus acciones, al igual que Cisco (46%), Hewlett-Packard (42%) e Intel (39%), en un año favorable para las tecnológicas.

Fuera del Dow, Amazon se revalorizó este año el 162%, Apple un 147% y en ambos casos sus cotizaciones alcanzaron máximos históricos, en tanto que Google duplicó su valor en bolsa.

El ejercicio que termina también fue bueno para las empresas de materias primas incluidas en el Dow, con alzas del 43% para Alcoa y del 33% para DuPont, así como para otras del sector industrial, incluidas 3M (43%), Boeing (27%) y United Technologies (29%), mientras que General Electric perdió el 6%.

A pesar del tono positivo de Wall Street y de que el Dow logró ya en octubre recuperar la cota de 10.000 puntos que había perdido un año antes, inversores y empresarios aún se muestran cautelosos y prudentes sobre el avance logrado y las expectativas para 2010.

"Aunque hay signos de mejora, sobre todo en ventas e inversiones, llevará aún algún tiempo que esos avances se traduzcan en más puestos de trabajo", manifestó el consejero delegado de Verizon, Ivan Seidenberg, al presentar este mes el último sondeo realizado por Business Rountable.

Esa asociación agrupa a los directores ejecutivos de las mayores empresas de Estados Unidos, con una facturación conjunta de más de 5 billones de dólares y más de 12 millones de empleados.

Agregó que la perspectiva de esos ejecutivos en cuanto a ventas, inversión y empleo en los próximos seis meses "está en línea con una recuperación que se prevé lenta y desigual".