Síguenos en redes

¿Qué deseas buscar?

BOLIVIA-PERÚ

Evo Morales dice que Alan García será juzgado por su pueblo por no extraditar a ex ministros

La Paz.- El presidente de Bolivia, Evo Morales, aseguró hoy que su homólogo peruano, Alan García, "será juzgado" por su pueblo si no se extradita a tres ex ministros bolivianos imputados por genocidio.

"Si el presidente Alan García y su Gobierno rechazan cualquier extradición a los delincuentes bolivianos que se escaparon a Perú, serán juzgados por su pueblo, por nuevos gobiernos que se proponen liberar a los pueblos del mundo", afirmó Morales en una rueda de prensa.

Morales comentó así una resolución de la jueza limeña Patricia Mendoza, en la cual rechaza la petición de detención preventiva con fines de extradición de tres ex ministros del segundo gobierno del ex mandatario Gonzalo Sánchez de Lozada (2002-2003).

Se trata de Javier Torres Goitia, Mirtha Quevedo y Jorge Torres Obleas, que cuentan con asilo político en Perú.

Según la resolución de Mendoza, fechada el 18 de noviembre de 2009 y a la que hoy tuvo acceso Efe, "el arresto provisorio es el punto de inicio para la admisión a trámite de un procedimiento de extradición, por lo cual sería vano, iniciar el curso del primero de ellos cuando se conoce a ciencia cierta que el objetivo de la extradición no va a cerrar un asidero a futuro".

La resolución judicial también indica que los tres ministros al contar con una condición especial en Perú por ser asilados y refugiados políticos "no pueden ser entregadas a las autoridades judiciales bolivianas".

Además tampoco son entregables "por la prevalencia del principio de la No devolución y de las garantías constitucionales, que nuestra propia constitución política y reglamentación interna señala que ello no resulta ser posible", agrega la jueza.

Sánchez de Lozada y varios de sus ex ministros de entonces, algunos radicados en Estados Unidos, han sido acusados de genocidio por las más de 60 muertes producidas entre septiembre y octubre de 2003 durante la represión de una ola de protestas sociales.

Morales acusó a los Gobiernos de Perú y EE.UU., donde está Sánchez de Lozada, de acoger a delincuentes "sin respetar inclusive acuerdos bilaterales de extradición".

"Estoy casi convencido de que mientras hayan presidentes ligados a los delincuentes (...) seguramente de Bolivia van a seguir escapando a Perú o a EE.UU.", agregó Morales.

También se declaró convencido de que quienes huyen a otros países "tarde o temprano" son juzgados como sucedió con el ex ministro boliviano del Interior Luis Arce Gómez, que fue extraditado este año de EE.UU. para ser encarcelado por los crímenes cometidos durante la dictadura de Luis García Meza (1980-1981)

"Los presidentes y los Gobiernos somos pasajeros. Se levantarán los pueblos contra esta injusticia internacional y llegarán otros gobiernos que los extraditen", sentenció Morales.

De su parte, el canciller boliviano, David Choquehuanca, dijo a la Red Unitel que la resolución de la justicia peruana es "una decisión política" que "no ayuda en nada en la construcción de esta relación positiva de hermandad con el pueblo peruano".