LA VOZ LIBRE

El 'David' de las descargas contra el 'Goliat' discográfico

Pablo Soto se enfrenta a uno de los mayores juicios contra las descargas ilegales

LVL
2009-05-22 21:50:03

Madrid.- Pablo Soto, un internauta de 29 años, es la presa más deseada por las multinacionales discográficas. Un frente común compuesto por Warner, Universal, Emi y Sony, además de la Asociación de Productores de Música de España (Promusicae), le ha llevado a los tribunales por sus inventos cibernéticos.

Las ‘armas del delito’ son Manolito P2P, Bubster y Piolet, unas herramientas creadas para el intercambio de archivos que han sido utilizadas por 25 millones de usuarios y que están haciendo sombra a los grandes del sector: eMule, Napster y Kazaa.

Sin embargo, la expectación social y mediática que ha despertado el juicio ha convertido el caso en todo un proceso general contra las descargas ilegales en Internet.

Los demandantes, liderados por el representante legal de Promomusicae, Antonio Guisasola, alegan que Soto “ha creado una herramienta que se utiliza masivamente para defraudar los derechos de la propiedad intelectual” y que “debe ser responsable de su uso”. Además, consideran que realiza “una actividad parasitaria” de las discográficas “con la que se está enriqueciendo".

POR LA LIBERTAD DEL ARTE

Por su parte, los abogados defensores de Soto le apartan de toda culpa. Alegan que el desarrollador de una herramienta no puede controlar el uso que le da el usuario o de lo contrario “no tendríamos herramientas como navegadores web o clientes de correo electrónico”.

Para ellos, “la tecnología es siempre neutral” y recuerdan que son los usuarios los que hacen circular ilegalmente archivos con ‘copyright’. Por ello, instan a las multinacionales discográficas a crear los mecanismos tecnológicos para impedir la copia o a evolucionar los ya existentes, como los sistemas DRM.

Además, otro de los argumentos esgrimidos para demostrar la ‘bondad’ de estas herramientas es el beneficio que pueden obtener músicos y artistas que son rechazados por las multinacionales y que se encuentran así en inferioridad de condiciones para desarrollar su trabajo.

Aunque Soto asegura que no se siente "cabeza de turco, pero tampoco el héroe de las descargas ilegales", la resolución del jucio será considerado por buena parte de la comunidad internatua como el respaldo o el rechazo a estas actividades cibernéticas.

Comentarios

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook