LA VOZ LIBRE

Polémica en Cataluña por el examen final de Primaria

Acusaciones cruzadas sobre el nivel académico del alumnado

Ep
2009-06-11 18:22:10

Madrid.- El diputado del PP catalán Rafael López ha asegurado que el nivel del examen que el Consejo Superior de Evaluación el Sistema Educativo realizó hace un mes a los alumnos de sexto de Primaria de Cataluña es "muy bajo", y que lo podrían contestar alumnos de cuarto.

En un comunicado lamentó así que un 25,3 por ciento de los estudiantes de sexto de Primaria no hayan superado las pruebas de competencias básicas -catalán, castellano y matemáticas- del examen.

Para el diputado popular, el nivel educativo en Cataluña es "muy bajo", lo que perjudica la competencia de los alumnos respecto a otras comunidades. Recordó también que el informe Bofill situaba el fracaso escolar del sistema educativo catalán entre los más elevados de España.

Ante este escenario, criticó que el consejero de Educación, Ernest Maragall, mire "hacia otro lado", y alertó de que la futura Ley de Educación de Cataluña (LEC) no mejorará esta situación.

"La educación catalana ha alcanzado una situación insostenible que puede hacer peligrar el futuro educativo y laboral de toda una generación", concluyó.

SIN SORPRESAS PARA MARAGALL

Por su parte, Ernest Maragall, afirmó ver "sin sorpresas" los resultados de las pruebas de sexto de Primaria, que revelan que uno de cada cuatro niños no tiene el nivel básico para pasar a la Secundaria en Cataluña.

En rueda de prensa, el consejero afirmó que estos resultados son "indiscutiblemente coherentes" con los del diagnóstico que el Consejo Superior de Evaluación del Sistema Educativo realizó hace dos años. "No hay sorpresas sino coherencia con otras pruebas", explicó.

Maragall recomendó "huir de explicaciones simples" e instó a las escuelas a compararse con sí mismas. El consejero explicó que los resultados de hace dos años posibilitaron el desarrollo del proyecto de la Ley de Educación de Catalunya (LEC), y dijo que la respuesta que hoy necesita la educación es la que el Gobierno catalán "pone en sus manos", con el despliegue de la ley.

"Ahora sabemos cuales son los problemas y dificultades, y sabemos que hay esperanza y posibilidad de mejora", explicó, quien consideró que la realización de esta prueba era "urgente". Sin embargo, recordó que este es el primer año de su celebración y que las pruebas "cobrarán sentido" cuando sean sistemáticas y permitan valorar la evolución de los centros y de sus estudiantes.

Maragall definió la prueba de competencias básicas como un "GPS en tres dimensiones" y una herramienta de "cirugía fina". "Me siento orgulloso [de la prueba] porque tenemos en las manos un capital inmenso", dijo.

NO RECOMIENDA REPETIR CURSO

La finalidad última de toda esta información es ofrecer el apoyo necesario a las escuelas con peores resultados, y que éstas, en el marco de su autonomía, actúen para mejorar el rendimiento de sus estudiantes, decidiendo junto a los padres sobre la recomendación de repetir curso. Pero advirtió de que la repetición "no es lo más adecuado".

"Desde aquí no aconsejamos, apoderamos", dijo Maragall, y explicó que este 25 por ciento de alumnos sin las competencias básicas adquiridas "puede alcanzarlas después, a lo largo de la Secundaria".

En la misma línea, el presidente del Consejo Superior de Evaluación del Sistema Educativo, Joaquim Prats, aseguró: "No nos ha sorprendido nada de lo que hemos visto", y explicó que no se han detectado casos de alumnos que sepan mucho catalán y poco castellano o al revés, sino que los que han sacado buenas notas en catalán, también lo han hecho en castellano. "Sería muy perverso decir lo contrario", advirtió.

PREOCUPACIÓN EN LOS PADRES

La Federación de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos de Cataluña (Fapac) considera que los resultados de la prueba de sexto de Primaria son "preocupantes", pero afirmó que el examen proporciona una información "útil".

El presidente de la Fapac, Walter García-Fontés, explicó que esta cifra coincide con las tasas de alumnos que no consiguen graduarse en Secundaria, lo que consideró "indicativo". "Es como si los alumnos con cierto atraso en Primaria son los que se quedan luego descolgados en la Secundaria", aclaró.

Pero apuntó que toda la información recopilada en estas pruebas será útil a las familias, a las escuelas y a la Administración. En primer lugar, consideró necesario que los padres conozcan al detalle el rendimiento de sus hijos para "aumentar el apoyo educativo". Atribuyó a las escuelas el estimular a los profesores de los centros con peores resultados, e instó al Gobierno catalán a proveer de recursos y posibilidades a las escuelas con peores notas.

Además, García-Fontés pidió que la información de cada centro --que en los informes sale comparada al resto de escuelas catalanas y a otras en sus mismas condiciones socio-económicas-- pueda ser comentada y trabajada en los consejos escolares por todos los agentes implicados.

Asimismo, reclamó que esta información sirva para suavizar el paso de Primaria a Secundaria en las escuelas públicas, para lo que debería incrementarse la cooperación entre profesores de sexto de Primaria y primero de Secundaria.

Comentarios

Dice ser Anónimo
2009-07-14 20:40:26

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook