LA VOZ LIBRE

La celda 211 y la 'indefensión aprendida'

Felicísimo Valbuena
2010-02-01 11:26:33

Un comienzo prometedor… y un final desastroso

Parece que va a ser una de las películas españolas que más espectadores va a tener durante esta temporada. Puede que obtenga un Goya. ¿Y qué más?

Esta película es fácil de resumir: Tiene una situación interesante y que yo no había observado en ninguna película anterior: el líder violento de los presos comunes en una cárcel decide utilizar a tres presos de ETA para negociar una mejora en las condiciones de su vida en la cárcel. También empezamos viendo un personaje interesante, el nuevo empleado de prisiones que decide acudir un día antes de su incorporación al puesto para familiarizarse con el ambiente. Este personaje tiene actos creativos para salir de situaciones muy difíciles.

Y poco más: Mucho ruido y pocas nueces. ¡Qué manera de desaprovechar una buena idea inicial con tal de conseguir una buena taquilla! Como decía Jorge Luis Borges, hay relatos policiales y obras de teatro que comienzan muy bien y acaban siendo una miseria. Esta película podría haberle servido como ejemplo.

Una fórmula facilona: violencia y sexo (aunque sea retrospectivo)

Porque esta película obedece a una fórmula: la violencia y el sexo hacen subir los «Magoos», es decir, las unidades de interés de una película, aunque la trama no siga una progresión lógica.

Después de una escena de violencia, los guionistas han decidido que los espectadores se tomen un respiro, pero un respiro sexual, claro está. ¿Y qué mejor que retrospectivas del funcionario y de su mujer en la cama? Hasta tres.

Una oportunidad muy desaprovechada

Si el funcionario joven es psicológicamente tan fuerte y vocacional que está deseando estrenarse en su nuevo puesto; si sabe encontrar en pocos segundos soluciones creativas a problemas muy difíciles, ¿cómo puede derrumbarse y cambiar enteramente de comportamiento porque su mujer muere? Su creatividad podría haberle hecho desconfiar de las versiones que recibe de sus compañeros o situar la muerte de su mujer en el ambiente que rodea a las profesiones tan arriesgadas como la suya.

Pues no, los derroteros que sigue la que podría haber sido una buena historia son miserables. El funcionario joven se dererumba y acaba actuando como los delincuentes. El funcionario que más sobresale, Utrilla, es un torturador y un traidor. Los demás son capaces de aliarse con los narcotraficantes colombianos para acabar con el motín.

¿A quién beneficia la conclusión de esta película?

Y así, la historia de quien elige ser un infiltrado acaba siendo un apoyo para la célebre teoría de la 'indefensión aprendida', de Martin Seligman, según la cual hay poblaciones enteras que viven el mundo como si diera lo mismo actuar que no actuar, porque la situación siempre nos sobrepasará.

¡Qué basura de conclusión! ¿A quién beneficia?

Una recomendación a los dos guionistas

Ahora que el triunfo económico os sonríe, ahora que podéis conseguir varios premios, es el momento de que los dos guionistas- Monzón y Guerricaecheverría- os preguntéis quiénes sois y qué estáis haciendo en el mundo del cine. Ah, y que aprendáis a construir guiones. Porque sólo os conocía de La caja Kovak. La gente puede alabaros, pero creedme, no sabéis cómo construir un guión. ¿Por qué no os pasáis dos o tres años sin hacer cine, aprendéis a escribir guiones y luego volvéis con alguna idea fresca? Porque vuestro cine está hecho de topicazos. Sucumbid, sucumbid al triunfo facilón y algún día os daréis cuenta de que vuestras películas han envejecido y no han servido prácticamente para nada.

Comentarios

Dice ser Cinfilo
2010-02-01 14:46:38
Creo que primero debería ir al cine y acertar con la sala correcta porque creo que vd. vió una película distinta. ¿Sexo? ¿está seguro?, hagaselo mirar, de verdad.

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook