Síguenos en redes

¿Qué deseas buscar?

La Inteligencia turca niega haber dado información para la operación que se saldó con la muerte de 35 civiles

ESTAMBUL, 31 (EUROPA PRESS) El Servicio de Inteligencia de Turquía (MIT) ha negado este sábado que facilitara información para la ejecución de la operación militar contra milicianos del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), que se saldó con la muerte de 35 civiles en la frontera entre Irak y Turquía. "Las afirmaciones que apuntan a que el ataque aéreo fue causado por un informe de Inteligencia facilitado por el MIT no refleja la verdad", ha dicho la organización, según ha informado el diario turco 'Hurriyet'. Varios medios de comunicación del país indicaron durante la jornada del viernes que el MIT entregó información al Ejército que provocó el ataque en el sureste del país. Por su parte, el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, ha desmentido también esas acusaciones y ha dicho que la información fue obtenida diez días antes. El Ejército turco aseguró el jueves que había efectuado un ataque aéreo en la frontera entre Irak y Turquía contra un grupo de milicianos del PKK que intentaban entrar en el país para atentar contra las fuerzas de seguridad. No obstante, las autoridades locales denunciaron que las 35 personas muertas en el ataque eran civiles dedicados al contrabando y el principal grupo nacionalista legal kurdo, el Partido por la Paz y la Democracia (BDP), calificó el hecho de "crimen contra la Humanidad". Finalmente, el propio Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP), la formación de Erdogan, acabó reconociendo que los fallecidos eran contrabandistas a los que los militares habían confundido con rebeldes kurdos. El presidente turco, Abdulá Gül, ha reconocido que "todas" las personas fallecidas eran "civiles" y se ha desplazado este viernes al lugar del ataque para expresar sus "disculpas" a las familias de las 35 víctimas mortales.