LA VOZ LIBRE

BALONCESTO-ACB

Salva Guardia, nuevo jugador del Fuenlabrada, dice que tiene la sensación de volver a casa

Efe
2010-02-01 15:59:00

Fuenlabrada (Madrid).- Salvador Guardia, pívot valenciano incorporado a la disciplina del Ayuda en Acción Fuenlabrada, en su tercera etapa en el club, se ejercitó esta mañana en solitario en el pabellón 'Fernando Martín', feudo de su nuevo equipo, como preludio al primer entrenamiento que compartirá esta misma tarde con el resto de sus compañeros.

El pasado sábado presenció el choque entre el Fuenlabrada y su ex equipo, el Bizkaia Bilbao Basket, como primera toma de contacto antes de haber acometido hoy su puesta de largo en la ha de ser su undécima temporada en el club de su "vida". Aún así, el propio jugador calificó de "extraña" la situación de ver como se enfrentaban su pasado y ya presente deportivo.

"Sí, fue extraño, pero ya era jugador fuenlabreño y sin duda estaba al doscientos por cien con el Fuenla. Me alegré muchísimo por la victoria, más aún por lo increíble que es esta afición, desde que llegué al pabellón no paré de recibir muestras de cariño. Tengo la sensación de que vuelvo a mi casa", explicó.

Guardia, que fue dado de baja en el club bilbaíno y que lleva algunas jornadas sin jugar, aseguró estar en buena forma aunque reconoció que debe incidir en el fortalecimiento de su físico teniendo en cuenta el papel que a buen seguro se le encomendará:

"Llego con muchas ganas y físicamente estoy a tope. Me preparé bien en pretemporada y he mantenido un buen tono durante estos meses. Quizá necesite coger algo más de peso porque en el Fuenla voy a jugar más cerca del aro y con más contacto con los rivales, pero podré aportar cosas al equipo desde el primer día porque me encuentro bien físicamente", argumentó.

Respecto al nivel exhibido hasta la fecha por el Fuenlabrada y al futuro que le augura en el tramo final de campaña, Salvador Guardia fue optimista: "Tenemos muy buen equipo y muy buen entrenador. La plantilla tiene calidad y lo que hemos de hacer es dar lo mejor de cada uno, jugar con más sangre, como hizo el equipo el sábado cuando el partido se puso complicado".

"Hay que mirar de reojo hacia abajo", añadió, "porque todo está muy igualado. No debemos renunciar a ganar ningún partido y tratar de asegurar la permanencia lo antes posible", concluyó.

Comentarios

 
Publicidad