LA VOZ LIBRE

JUICIO YAK-42

Uno de los peritos dice que la tripulación utilizó procedimientos pésimos que llevaron a la colisión

Efe
2010-02-03 12:36:00

Zaragoza.- Uno de los peritos que ha declarado hoy en la tercera sesión del juicio civil por el accidente del Yak-42 en Turquía, en el que fallecieron 62 militares, ha asegurado que la tripulación del aparato violó todas las normas y utilizó pésimos procedimientos de vuelo, lo que llevó a la colisión del avión.

Orlando Jiménez Forero, piloto con 38 años de experiencia, 26.000 horas de vuelo y que ha participado en la investigación de 300 accidentes aéreos, ha explicado que el piloto violó todas las normas internacionales de seguridad y utilizó unos "pésimos" procedimientos de vuelo, ya que iba a demasiada velocidad y a una altura muy superior a la establecida para una operación de aproximación a un aeropuerto.

Según la información suministrada por el Ministerio de Defensa, las condiciones del aeropuerto para llevar a cabo un aterrizaje eran las adecuadas, tanto desde el punto de vista meteorológico como de visibilidad, ha dicho, aunque ha reconocido que en el último momento el controlador cambió la pista de aterrizaje debido a un cambio de viento, que en ningún caso supuso un peligro para la operación.

Jiménez, quien ha hecho un análisis minuto a minuto de la operación de aterrizaje, ha apuntado que los datos proporcionados por el piloto al controlador no se correspondían con la realidad, ya que la trayectoria no seguía la establecida en el patrón de navegación, sino que se había producido una desviación de 1,5 millas a la derecha que no fue notificada.

Otras decisiones que, según el perito, tampoco son lógicas fueron la desactivación del piloto automático, debido a la carga de trabajo que eso supone, y tener el tren de aterrizaje desplegado más tiempo del necesario, ya que de esa manera hay un exceso en el gasto del combustible.

"Se violaron todas las normas de navegación", ha insistido el también instructor de vuelo, quien ha añadido que hubo un momento en el que el piloto tuvo una "pérdida de consciencia situacional", es decir que no sabía qué ocurría a su alrededor, además de que no tuvo capacidad de reacción al escuchar la activación del sistema de proximidad al terreno.

Esto quiere decir que el piloto tiene ocho segundos para reaccionar, pero tardó quince segundos en iniciar la maniobra de remontar el vuelo, ha comentado.

En definitiva, hubo una sucesión de malas decisiones por parte del piloto, una pérdida de control y una pésima técnica de vuelo, ya que se debería haber interrumpido la operación e iniciar el procedimiento de escape, pero no se hizo.

La tripulación se congeló, no reaccionó, la "total potencia" no se activó en ningún momento al saltar la alarma de proximidad al terreno y por ello no se evitó la colisión con las montañas.

Además ha señalado que el Yak-42 estaba violando los reglamentos, ya que estaba prohibido volar sin un operativo que este aparato tenía estropeado, el de grabación, mientras que alguno de los sistemas no los tenía actualizados, y hubieran incrementado el nivel de seguridad.

Comentarios

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook