LA VOZ LIBRE

Sebastián Martínez Ferraté, el periodista que vivió durante 18 meses la opresión de las cárceles castristas: 'Me tenía que bañar en la misma letrina donde hacía mis necesidades'

El periodista español encarcelado en Cuba por hacer un documental sobre la prostitución de menores en la isla, ha vuelto a España gracias a las gestiones del ministro de Exteriores, Manuel García Margallo

LVL
2012-01-18 13:05:29

Madrid.- Hacer un documental sobre la prostitución de menores, que tiene lugar en Cuba, ha costado al periodista español ,Sebastián Martínez Ferraté, sufrir la opresión e injusticias de la dictadura de los hermanos Castro. Ferraté ha pasado por los micrófonos de Onda Cero para contar a los oyentes de Carlos Herrera los más de 18 meses que pasó encarcelado en territorio de los Castro.

"En principio me acusaron de proxenetismo y de trata de personas, después se convirtió en proxenetismo, trata de personas, corrupción de menores y enriquecimiento ilícito", comenzó relatando Martínez Ferraté en 'Herrera en la Onda'.

Sebastián Martínez Ferraté relató su periplo por los diferentes centros penitenciaros en los que estuvo internado en Cuba: "En la primera que estuve, cuando me detuvieron en el aeropuerto, me llevaron a una cárcel de inmigración. Allí, estabas encerrado, era una carcelita sin muchas personas y me tuvieron durante 17 días. Me soltaron bajo fianza de 500 pesos cubanos, que todavía conservo porque no los pude cambiar. A los 7 días me volvieron a detener, que yo creo que era la excusa para volver a detenerme y llevarme a un centro de instrucción, y fue lo que hicieron. Me llevaron a la cárcel del DTI, que era una habitación reducida de tres por dos metros, con dos literas por cada lado, de las que tienen la cadena tipo ruso. Sólo podía estar sentado o tumbado. El baño era tipo turco dónde hacías tus necesidades y además te bañabas, con cuatro veces de agua al día. Tenía que rellenar botellas para poder usar el baño cada vez que lo necesitaras".

El periodista español entró en una fuerte depresión al no verse ayudado por las autoridades españolas, que sí pudieron lograr su traslado a una cárcel hospital: "Empecé a hundirme porque no veía ninguna salida. Esperaba la visita de la embajada y no venía. Pasaban los días y la embajada no venía. Yo me preguntaba, ¿qué pasa con mi embajada? La embajada no quería saber nada de mí, hasta que a los 27 días aparecieron y lo primero que me dijeron fue que no se habían olvidado de mí, que no les habían dejado venir a verme. Al día siguiente me mandaron a prisión para extranjeros, donde hay varios destacamentos. Tuve la suerte de que sólo estuve el primer mes en un destacamento donde es imposible vivir por la cantidad de ruido, de jolgorio que llega a haber dentro de lo que es la cárcel. Me traspasaron al hospital porque estaba y sigo estando con depresión. En el hospital estaba más o menos bien, aunque estabas helado casi todos los días por el tratamiento de la depresión. Así he ido pasando el año, siete meses y seis días que me ha tocado vivir allí".

Ferraté también ha narrado a Carlos Herrera cómo tuvo que ingeniárselas para poder alimentarse: "Entré el primer día que me llevaron a la prisión al comedor, vi lo que había, y nunca más he pisado otra vez el comedor. Yo me pagaba mi propia comida. A un preso le pagaba un dinero cada mes y me hacía la comida. Un día arroz y un día espaguetis. Así durante todos estos meses".

Sebastián Fernández Ferraté temió volverse loco, algo que evitó "administrando la esperanza", algo que tuvo su recompensa hace tres días gracias a las gestiones del nuevo ministro de Exteriores, Manuel García Margallo: "Yo esperanza siempre tenía, lo que pasa es que la tenía que administrar para que no volviera locura. A la larga la esperanza se vuelve locura. Administrándola, poquito a poco he podido ir aguantando. Tengo que agradecer a Juan Moscoso y Elena Valenciano del PSOE que fueron los que más o menos se preocuparon y preguntaban por mí, pero si que tengo que dar un agradecimiento enorme y brutal al señor García Margallo y su gabinete, que han conseguido lo que nadie ha conseguido en un año y medio. Lo que nadie ha conseguido en un año y medio ellos lo han hecho en tres semanas".

El periodista español liberado, concluyó su entrevista en Onda Cero relatando los motivos de su detencion y posterior encarcelamiento: Yo hice un documental de prostitución infantil porque las muchachas tenían, 14, 15 y 16 años. Se hizo el documental y se emitió y lo que a ellos les molestó es que en la edición del material que se entregó se pusieran imágenes de Fidel Castro diciendo que en Cuba no había prostitución. Fíjate si les llegó a molestar que en uno de mis múltiples interrogatorios en el DTI, el instructor me llegó a decir en un tono de voz muy elevado: ‘ustedes los españoles todavía están pensando que estamos en 1492’".

"Estoy muy contento de volver a casa, ahora intentaré recuperarme aunque lo veo difícil, pero la lucha diaria sigue", así se despidió Sebastián Martínez Ferraté, ya en casa.

> En la imagen, el periodista español Sebastián Martínez Ferraté.

Comentarios

Dice ser Luiz C Lemos
2012-01-18 20:02:04
En Brasil, principalmente entre miembros del actual gobierno, tenemos aún adoradores de los hermanos asesinos. Para ellos la isla es el paraiso en la tierra.

Dice ser nubenegra
2012-01-18 18:45:37
Felicidades por la liberacion gracias al gobierno del partido popular, pues el enterior gobierno de inutiles no hizo nada; y lo mas denigrante loq ue dijo algun ministrillo de zp "ALGO HABRA HECHO". Por otra parte, cuando se va a estos paises tan peligrosos para la libertad de expresion, hay que tener muchisimo cuidado cpon lo que se hace, pyues se corre el peligro de acabar en la carcel. Lo dicho FELICIDADES

Dice ser anonimo
2012-01-18 14:24:51
COMO SE NOTA QUE YA NO ESTA MORATINOS DE EXTERIORES.Y AHORA QUIERE QUE EL PP,LE "COLOQUE" EN ALGUN SITIO.DIOS BENDITO,LIBRANOS.

 
Publicidad