LA VOZ LIBRE

VENEZUELA-COMUNICACIÓN

Venezuela y Canadá se enfrentan en la OEA por la suspensión de canales de televisión

Efe
2010-02-04 01:17:00

Washington.- Canadá y Venezuela protagonizaron hoy un enfrentamiento verbal en la OEA por la suspensión de canales de televisión por cable y satélite en el país andino, decisión que fue defendida y criticada por igual por otros países en el organismo.

El representante alterno de Canadá, Pierre Giroux, expresó su preocupación por la suspensión de la programación de varias cadenas de televisión por cable y satélite en Venezuela.

"La suspensión de estos canales sigue una pauta de pasos tomados por el Gobierno venezolano en los últimos tres años que han restringido la libertad de expresión y el acceso a la información a través de los medios electrónicos" en ese país, dijo.

El 24 de enero, Venezuela suspendió las emisiones de la programación de seis canales de cable y satélite, entre ellos RCTVI, muy crítico con el Gobierno de Hugo Chávez. Tres días después, tres de ellos volvieron a emitir.

Canadá instó al Ejecutivo venezolano a tomar pasos para reiniciar "sin retraso" las emisiones de RCTVI.

Por otra parte, pidió a Venezuela que autorice una visita de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y de la Relatoría para la Libertad de Expresión, algo que el organismo persigue desde hace tiempo pero que Caracas rechaza.

El embajador de Venezuela ante la OEA, Roy Chaderton, respondió que Canadá no tiene autoridad para hablar de derechos, al recordar a su colega las acusaciones que tuvo que enfrentar Ottawa sobre la entrega de detenidos afganos a su país para que fueran torturados.

Acusó al país norteamericano de estar preparado para "una ofensiva en favor de la dictadura mediática en América Latina y desestabilizar a los Gobiernos de izquierda" de la región, así como de haber "coqueteado con los golpistas hondureños".

Chaderton justificó la suspensión de RCTVI, una cadena a la que calificó de "golpista, mediocre, racista, violenta y vulgar", y que, con el 90 por ciento de programación venezolana, se disfraza de canal internacional para no clasificar su programación, tocar el himno nacional o transmitir los mensajes oficiales en cadena nacional, como establece la ley venezolana, señaló.

"RCTV se siente la niña mimada de la escoria mediática internacional y simplemente no acata la ley", recalcó.

La embajadora estadounidense ante la OEA, Carmen Lomellin, indicó que unos medios independientes y libres son un instrumento fundamental en una sociedad libre.

"Tenemos que seguir defendiendo la libertad de expresión, particularmente en momentos en que se encuentra atacada en nuestro hemisferio", afirmó, dando su apoyo a Canadá.

El embajador de Nicaragua, Denis Moncada, defendió a Venezuela, al afirmar que "es preocupante e inaceptable que un país de la OEA pretenda indicar a otro qué debe hacer en su política interna".

En palabras similares se expresó el representante alterno de Bolivia, William Torres, quien dijo que se debe tener en cuenta la no intervención en asuntos internos, y recalcó que es importante la responsabilidad de los medios y de la ética periodística.

El embajador ecuatoriano, Francisco Proaño, afirmó asimismo que todo tiene una "cara y contracara".

Su colega panameño, Guillermo Cochez, dijo que los tiempos en los que los derechos humanos eran asuntos internos pasaron a la historia, y manifestó que se puede "tapar con una mano lo que está pasando en Venezuela, porque sería irresponsable".

Señaló además, recordando los tiempos de las dictaduras, que "los tiranos militares, cuando se sienten acorralados, pierden el norte de la responsabilidad" y recurren a la amenaza y el terror.

El embajador argentino, Rodolfo Hugo Gil, también sostuvo que "hay realidades que no se pueden tapar" y que la discusión de fondo no es la libertad de expresión en general sino lo que hace Venezuela.

Además. pidió que no se politice un tema tan vital.

El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, defendió a la CIDH y a la Relatoría y aseveró que si estos órganos existen es porque los países los han creado y deben permitir que hagan su trabajo.

En declaraciones a los medios, Insulza admitió que "hay problemas" en Venezuela con la libertad de expresión, al igual que los hay en "muchos países".

Comentarios

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook