LA VOZ LIBRE

FÚTBOL AMERICANO-NFL

Manning será el centro de atención y el gran obstáculo para los Saints

Efe
2010-02-04 03:13:00

Miami (EE.UU.).- La figura del mariscal de campo de los Colts de Indianápolis, Peyton Manning, se ha convertido ya en el centro de atención de la cuadragésima edición del Super Bowl, tanto por el protagonismo dentro de su propio equipo como por ser el gran obstáculo que deberán superar los Saints de Nueva Orleans.

La llegada al Super Bowl de los dos mejores equipos que hubo durante la temporada regular la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) es lo soñado por todos los aficionados y más cuando en uno de ellos se encuentra el ganador de cuatro premios de Jugador Más Valioso (MVP) de la competición.

Manning, la figura dominante de la NFL, ha mostrado con su juego lo fácil que es dirigir las acciones de un equipo para que además se convierta en ganador.

Pero cuando el domingo se enfrente a los Saints será algo muy especial para él y su familia por todo lo que significa su ciudad natal y además que enfrente tendrá a un equipo muy difícil de ganar.

Esta vez Manning no será el hijo predilecto para los seguidores de los Saints ni mucho menos para los jugadores del equipo de Nueva Orleans, algo de lo que es consciente el propio mariscal de campo.

Todo eso ya lo tiene asimilado tanto Peyton como su padre Archie, que fue el primer mariscal estelar de los Saints, que reside en Nueva Orleans, lo mismo que su hermano mayor Cooper.

"Lo que significa Nueva Orleans para mi familia es algo que no va a cambiar con la disputa del Super Bowl, todo lo contrario estamos felices porque los Saints y la ciudad hayan conseguido el gran sueño de luchar por el título de la NFL", declaró Manning. "Durante 39 años la ciudad ha sido parte integral de nuestra familia".

Manning también entiende que la mejor manera para los jugadores de los Saints de compensar a la ciudad por tanta espera de un título y momentos difíciles que han pasado sería darles el triunfo el domingo en el Super Bowl, pero como profesional su objetivo será todo lo contrario, dejarlos perdedores.

El mariscal de campo de los Colts está más decidido que nunca a estropearles la fiesta, sembrar la amargura en el Mardi Gras de Miami, que esperan montar los Saints con sus familias y aficionados.

Además, Manning llega al Super Bowl con las dudas despejadas que pesaban sobre su trayectoria profesional que no podía ganar un partido importante en la fase final, de hecho su marca es de 9-8.

Sin embargo, en los últimos ocho partidos ha ganado seis para ser el que llevó y les dio a los Colts el triunfo en el Super Bowl del 2007, también disputado en Miami, ante los Bears de Chicago.

Los Colts bajo su dirección batieron todas las marcas la pasada temporada, estuvieron invictos por 16 partidos consecutivos y perdieron los dos últimos después que el entrenador en jefe, el novato Jim Caldwell, decidió sacar a Manning y otros titulares.

Manning impuso una marca de la NFL en partidos de 300 yardas o más en la fase final al llegar a siete en el partido de campeonato de la Conferencia Americana (AFC) al derrotar a los Jets de Nueva York.

Además, ha lanzado 22 pases de anotación, cinco en este año y promedia 284 yardas por aire en la fase final, una marca que debe asustar a la defensa de los Saints.

Los Colts, ante dos de las defensivas más duras como son las de los Ravens de Baltimore y Jets, con un Manning magistral, lograron triunfos fáciles.

Manning es consciente que los Saints (15-3) no son igual que los Bears del 2007, que se va a enfrentar a un equipo muy duro en todos los apartados del juego, incluida la defensa.

"No es un secreto que el rival del Super Bowl será el más difícil, de ahí que tengamos dos semanas para prepararse, porque también puede haber muchas cosas que puedan cambiar con relación a lo que han hecho durante la temporada regular y hay que estar listo para lo inesperado", explicó Manning.

Los Saints, que eran uno de los cinco equipos que jamás habían llegado al Super Bowl, junto con los Lions de Detroit, los Jaguars de Jacksonvillle, los Browns de Cleveland y los Texans de Houston, ya han dejado la lista negra y ahora aspiran a ser otro equipo más que entre en la de los campeones.

El equipo que era el hazmerreír de la liga, que se quedó sin sede en la temporada de 2005, después de que el Huracán Katrina arrasó Nueva Orleans, ahora se ha convertido en uno de los triunfadores dentro de la NFL, además de tener a los aficionados más entregados.

La falta de títulos de sus equipos para la ciudad, donde también están los Hornets en el baloncesto profesional de la NBA, han hecho que los aficionados tengan un orgullo especial por los éxitos que consiguen y los Saints han sido su gran motivación para superar graves problemas de todo tipo tras el paso de Katrina.

El mariscal de campo de los Saints, Drew Brees, el responsable de enfrentarse al poder indiscutible de Manning, es consciente que gracias a ese apoyo de los aficionados han podido lograr el sueño de estar en el Super Bowl y ahora quieren alcanzar el objetivo final.

"Es un momento que hemos esperado por mucho tiempo. El trabajo aún no está concluido aún, pero obviamente lo vamos a disfrutar. Ahora necesitamos terminar ese trabajo en Miami", subrayó Brees, que entiende el favoritismo hacia Manning y los Colts.

Los Saints quieren repetir lo que les sucedió hace siete años a los Buccaneers de Tampa Bay cuando no eran los favoritos a conseguir el título de campeones en el Super Bowl y vencieron a uno de los clásicos de la NFL, los Raiders de Oakland.

Nadie duda que los Saints atacarán con todo para convertir un partido abierto, de marcador amplio, algo que han hecho bien durante toda la temporada en la que fueron líderes con 510 puntos anotados.

Pero también son conscientes que la clave para el triunfo final sólo puede estar en el trabajo que haga su defensa ante la potente ofensiva de los Colts y evitar por todos los medios que Manning pueda ser de nuevo el MVP del partido, eso significaría que habrían sido los perdedores.

Comentarios

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook