LA VOZ LIBRE

ESPAÑA-HONDURAS

El embajador de España regresa a Honduras para normalizar la relación

Efe
2010-02-04 13:09:00

Madrid.- El embajador de España en Honduras, Ignacio Rupérez, ha regresado a Tegucigalpa, después de siete meses fuera del país, con el propósito de normalizar la relación diplomática entre ambos países, que quedó interrumpida en protesta por el golpe de estado que derrocó al ex presidente Manuel Zelaya.

Rupérez se reincorporó este miércoles a su puesto una vez que Porfirio Lobo tomó posesión como nuevo presidente hondureño hace una semana, confirmaron hoy a Efe fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores español.

El embajador de España fue llamado a consultas el pasado 1 de julio, tres días después del golpe que desalojó del poder a Zelaya y que instauró un Gobierno de facto dirigido por Roberto Micheletti.

España, al igual que otros países de la Unión Europea (UE) y de América Latina, ordenó la retirada temporal de su embajador para condenar la destitución de Zelaya y presionar a favor del restablecimiento del orden constitucional.

Aunque no ha habido un reconocimiento expreso del nuevo presidente tras su triunfo en las elecciones del 29 de noviembre, la intención del Gobierno español es normalizar progresivamente la interlocución con las nuevas autoridades hondureñas.

El ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, aseguró hoy en el Parlamento Europeo en Bruselas que la reanudación del diálogo es posible "una vez que el orden constitucional ha vuelto" a Honduras.

El Ejecutivo de Madrid ha mostrado su interés en que Honduras se incorpore a las negociaciones entre la UE y Centroamérica, encaminadas a cerrar un acuerdo en la cumbre que se celebrará este mayo en Madrid durante la presidencia española de turno de la Unión.

España estuvo representada en la investidura de Lobo por el "número dos" de la Embajada, Alberto Miranda de la Peña, después de que el Gobierno decidiera no enviar ni al Príncipe Felipe (heredero de la Corona española) ni a cualquier otro alto cargo.

La anterior ocasión en la que el Gobierno de España llamó a consultas a un embajador fue en 2002 con motivo de la invasión del islote de Perejil por Marruecos.

Comentarios

 
Publicidad