LA VOZ LIBRE

Antich se tambalea con la corrupción de sus socios

El PSOE, en minoría, no renuncia a un acuerdo con Unión Mallorquina

LVL
2010-02-06 14:42:21

Palma.- La corrupción impera entre los socios del gobierno socialista del balear Antich. Ayer, seis políticos de UM permanecían detenidos en la comisaría de Palma, entre ellos Miquel Nadal, ex presidente de la formación, ex consejero de Turismo y concejal de Palma, que fue miembro del Gobierno de Antich. Nadal está imputado en tres causas judiciales distintas y un juez le ha retirado el pasaporte . Hace dos semanas lanzó un reto público: "No me rendiré". Se niega a dejar de ser edil del Ayuntamiento de Palma, donde quiso ser alcalde -en alianza con el PP- y cuyo voto decide la mayoría.

La secretaria de Organización del PSIB-PSOE, Rosamaria Alberdi, ha reconocido que cuando el presidente del Govern balear, Francesc Antich, cesó del ejecutivo a los representantes de UM sabía que la consecuencia sería un difícil gobierno en minoría, pero confiado en la responsabilidad de los nacionalistas para llegar a acuerdos.

Las elecciones anticipadas son para los socialistas, que hoy han dado su "apoyo máximo" a la decisión de Antich, "el último recurso" porque supondría un "parón" que la comunidad no puede permitirse en la actual situación de crisis económica, ha aclarado Alberdi en la rueda de prensa posterior a la ejecutiva extraordinaria del partido.

Tampoco hay en la mente del presidente balear el plantear una cuestión de confianza sobre su gobierno -algo que la secretaria de Organización Socialista ha considerado "no conveniente"- y, en estos momentos, ya se ha comenzado a estudiar la reorganización de consellerias que se hará en criterios de "eficacia y austeridad".

En la ejecutiva extraordinaria, Antich ha explicado la expulsión de UM de su gobierno de pacto debido a las últimas detenciones de altos cargos de UM presuntamente vinculados a un caso de corrupción en la presente legislatura, investigado en la denominada "operación Voltor" y seis de los cuales han pasado hoy a disposición judicial.

Alberdi ha reconocido que este último caso -que a diferencia de los anteriores hace referencia a la actual legislatura, ha derivado en que los socialistas hayan retirado su confianza a la formación mallorquina en lo que se refiere a su capacidad de gestión.

"Los apartamos de la responsabilidad de gestión no del pacto de 2007" firmado por PSOE, Bloc y UM para el Govern, el Consell de Mallorca y el Ayuntamiento de Palma, ha puntualizado Alberdi, para insistir en que los corruptos son las personas y que si a esas personas se las aparta, "los partidos pueden regenerarse".

En este sentido, Alberdi ha señalado que el partido socialista espera poder llegar a acuerdos puntuales con UM, sobre todo en aquellas propuestas que llevan el sello de la formación mallorquina en el pacto de 2007, restando así importancia a la advertencia lanzada ayer por el presidente "uemita", Josep Melià, quien declaró que, con la ruptura del pacto, UM "tiene las manos libres".

Los socialistas -con la ayuda, insuficiente, del Bloc rojiverde y nacionalista- intentarán gobernar en minoría en el Ejecutivo balear, el Ayuntamiento de Palma y el Consell de Mallorca. Son las tres presidencias estrella del socialismo balear desde 2007, en las que el PP está a un escaño de lograr la mayoría absoluta. UM, por su lado, se ha declarado con "las manos libres" para negociar con cualquier otra opción política.

La presidenta del Parlamento e imagen de UM, Maria Antònia Munar, con dos imputaciones, seguirá. Su voto también decide en la Cámara autonómica. Está blindada en un cargo que sólo estaría obligada a dejar tras una condena firme de inhabilitación. Tampoco UM perderá el control directo de la radio y la televisión públicas de Baleares, IB3, cuya dirección está controlada por hasta media docena de periodistas que ejercieron de jefes de prensa del partido.
Antich, con la expulsión de más de 150 altos cargos y asesores de UM de las diferentes instituciones baleares, busca marcar una línea blanca y expresar "el compromiso firme con la gestión de honestidad (...) para recobrar la confianza de la ciudadanía con las instituciones", según dijo. Y, además, intentará reducir el tamaño de la administración, dejando sin cubrir muchos departamentos que ocupaba su aliado.
Con la declarada ruptura del pacto y la exclusión de UM, la izquierda queda en una muy débil minoría, con el PP a un voto de la mayoría absoluta. En adelante no podrá contar de manera fija con los tres diputados que UM aportó para la estabilidad del Gobierno. La presidenta del Consell de Mallorca, Francina Armengol, y la alcaldesa de Palma, Aina Calvo -las dos del PSOE y que también destituyeron a los consejeros y ediles de UM- emplazaron a sus ex aliados para que "votaran" los compromisos que acordaron en su día en las alianzas fundacionales. La estabilidad de Palma y de Mallorca también queda en el aire. Los mallorquinistas han sido un aliado inevitable en todas las instancias y, en especial, en el multipartito parlamentario a siete partes que por segunda vez (1999 y 2007) tejió Antich: PSOE-Bloc (PSM-IU-Verds-Esquerra), Eivissa pel Canvi y PSM-Verds de Menorca. La derecha recordó a los socialistas que no son el partido más votado y que deben presentar una cuestión de confianza y dimitir si no logran respaldos.

Comentarios

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook