LA VOZ LIBRE

TOROS CATALUÑA

La última escuela de toreros resiste a pesar de la amenaza de la prohibición

Efe
2010-02-06 15:11:00

Barcelona.- Son pocos pero no se sienten en minoría. Los nueve únicos alumnos de la última escuela de tauromaquia activa en Cataluña no quieren dar su brazo a torcer a pesar de la amenaza de prohibición de las corridas que pende en esta comunidad. Sobre la arena de un desvencijado campo de fútbol, ellos siguen entrenando.

Próximos a la vías del tren, en el humilde barrio de El Gornal de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona), cada martes y jueves, estos chavales, de entre 9 y 21 años, sueñan, de cinco a ocho de la tarde, con ser toreros, a pesar de que si prospera la iniciativa legislativa popular presentada en el Parlament por el grupo Prou, Cataluña será la segunda comunidad, tras Canarias, en las que no se podrán celebrar corridas.

En la Escola Taurina, que tiene cedido uno de los campos municipales de fútbol de El Gornal, nadie paga por las enseñanzas, sólo el correspondiente seguro de accidentes. Fernando Gracia, un antiguo torero retirado, de 61 años, y uno de los dos profesores de este centro, tampoco cobra por ello.

Gracia, que no llegó a tomar la alternativa, aunque toreó en alguna plaza grande, está muy contrariado ante la posibilidad de que los toros dejen de ser legales en Cataluña. No comparte los argumentos de los defensores de los animales para justificar el fin de las corridas y apela al arraigo de la fiesta en esta comunidad.

Sin embargo, las cifras muestren que más allá de excepciones puntuales, como los llenos de José Tomás en La Monumental -la única plaza en activo en Cataluña- cada vez hay menos espectáculos y menos públicos en los tendidos.

"Los chavales no lo entienden, no pueden comprender que aquí, en su tierra, se les vaya a prohibir ejercer su profesión, sería un mazazo para la ilusión de estos chicos", explica Gracia, quien lleva dos años como profesor de una escuela de la que han salido matadores como Serafín Marín, Raúl Cuadrado, o Enrique Guillén, el último que tomó la alternativa, el año pasado.

Bajo la poca luz de una tarde de invierno, los alumnos mueven sus capotes, hacen correr el "carretillo" con los cuernos, junto a las porterías de fútbol. Los rostros serios cuando se les pregunta sobre su futuro.

"Me parece una estupidez prohibir a la gente su derecho y su libertad de poder ir a los toros, un espectáculo público; además como profesional no me gusta, porque me quitan el derecho de poder ejercer mi profesión", explica a Efe, Alejandro de Benito, de 18 años, y que lleva desde el pasado septiembre acudiendo a la escuela.

"Si se acaba prohibiendo me seguiré entrenando mucho, pero me tendré que ir de Cataluña para poder ejercer fuera", asegura de Benito, un estudiante barcelonés sin antecedentes taurinos en la familia, y para quien los toros, tienen igual de raigambre en este territorio que los "castellers" o la sardana.

"Pido a los que critican la fiesta que se informen, porque cuando lo hagan se darán cuenta que están equivocados, tienen una imagen totalmente contraria a la realidad, no saben lo que hay detrás", añade Alejandro.

La escuela no recibe subvención para su mantenimiento más allá del permiso para entrenar en el campo municipal. Su actividad se mantiene con lo que recaudan gracias a la lotería de navidad, que les ayuda a financiar los desplazamientos para que los alumnos toreen algunos becerros en salidas a Tortosa, Zaragoza o Teruel.

"¿Qué pasará con la escuela si se prohíben los toros? Pues no lo sabemos", contesta resignado Gracia, que no quiere ni oír hablar del fin de una etapa: "No nos sentimos los últimos de Filipinas, porque ellos fueron eso, los últimos y nosotros tenemos esperanza de que la fiesta continúe, que no se prohíba".

Este profesor confía en que los diputados que dieron su respaldo a la ILP recapaciten y no salga adelante en su nuevo trámite parlamentario.

"Creemos que el PSC, que en la votación que aceptó a tramite la iniciativa, dio libertad de voto a sus diputados, ahora se opondrá en bloque a la prohibición; todo parece estar en manos de CiU", explica Gracia, que entiende que los representantes de ERC e ICV seguirán apoyando la prohibición, y PP y Ciutadans la rechazarán.

Junto a los alumnos, en el campo del Gornal se entrenan algunos profesionales taurinos en activo. Al joven novillero Jesús Fernández Martín, que acude a estas instalaciones a pesar de haber debutado, se le entrecorta la voz cuando piensa en lo que en la próximas semanas se va a comenzar a debatir en el parlamento de Cataluña.

"Es mi profesión y que se quiera prohibir... es algo para lo que no tengo ni palabras, espero que no salga adelante", añade este novillero, que recuerda que Barcelona es una ciudad que llegó a tener tres fosos, Las Arenas, el de la Barceloneta y La Monumental, "una plaza que ha sido y es una seña de identidad de la ciudad".

Comentarios

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook