LA VOZ LIBRE

IRÁN-NUCLEAR

Ahmadineyad da un nuevo giro al ordenar que comience el enriquecimiento de uranio

Efe
2010-02-07 09:41:00

Teherán.- El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, alimentó hoy la tensión y la confusión que envuelve el conflicto nuclear con Irán al anunciar que ha ordenado a los expertos de su país que inicien el proceso para el enriquecimiento de uranio al 20 por ciento.

Frente a un nutrido grupo de científicos y en un discurso emitido en directo por la televisión estatal, el mandatario precisó, no obstante, que la decisión no significa que el régimen iraní haya renunciado a la negociación con la comunidad internacional.

"Estamos dispuesto a dialogar sobre el intercambio de combustible nuclear....Nosotros comenzamos (con el enriquecimiento) aunque el camino de la negociación sigue abierto", recalcó.

El anuncio fue acogido con "decepción" en Munich, donde este mismo domingo se clausuró la "Conferencia Internacional de Seguridad".

Su responsable, Wolfgang Ischinger, lamentó que las palabras del presidente iraní se produjeran escasos días después de que su ministro de Asuntos Exteriores, Manucher Mottaki, alentara cierta esperanza al afirmar que se estaba a escasos pasos de un acuerdo.

Desde Roma, el secretario de Defensa de Estados Unidos, Robert Gates, mostró un sentimiento similar e instó al resto de los países a "unirse" para frenar la "ambigua política" emprendida por el régimen de los ayatolá.

"Si la comunidad internacional permanece unida, todavía se está a tiempo para que las presiones sobre Irán y las sanciones tengan el efecto deseado", resaltó el responsable norteamericano en un mensaje que parecía tener un destinatario principal: China.

Pekín, que compra casi un tercio del petróleo que consume a la República Islámica, se muestra reticente a aumentar la presión sobre Irán pese a la insistencia de Washington y de otros gobiernos de que el esfuerzo nuclear persa proyecta sombras.

Países como Estados Unidos, Israel, Francia, Alemania y el Reino Unido acusan al régimen de los ayatolá de ocultar, bajo su esfuerzo atómico civil, un proyecto de naturaleza clandestina y aplicaciones bélicas cuyo objetivo sería la adquisición de un arsenal nuclear, alegación que Irán rechaza.

El conflicto se agravó a finales del pasado año después de que Teherán rechazara una propuesta de Washington, París y Moscú para enviar su uranio al 3,5 por ciento al exterior y recuperarlo tiempo después enriquecido al 20 por ciento, en las condiciones necesarias para mantener operativo su reactor nuclear civil en la capital.

En un aparente cambio de dirección, Ahmadineyad aseguró el pasado martes que su país no tiene problema alguno para enviar el uranio al exterior".

"Nos ha pedido recientemente que iniciemos un nuevo diálogo y han dicho que están dispuestos a suministrarnos combustible, incluso si el nuestro permanece en Irán... pero incluso si enviamos el combustible nuclear al exterior, no será problema", dijo durante una entrevista con la televisión estatal.

La declaración pareció surtir efecto en la capital china, que se apresuró a indicar que las palabras del mandatario iraní mantenían abierta una puerta para la salida negociada.

En Washington, que presiona desde hace meses para conseguir que todos los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas respalden un endurecimiento de las sanciones políticas y económicas, se volvió a exigir a Teherán que pusiera fin al juego y adoptara una postura diáfana.

El sorprendente anuncio de Ahmadineyad también había sembrado cierta confusión en el propio Irán, donde algunos sectores interpretaron sus palabras como una cesión ante la presión externa.

Este lunes, antes de que el presidente hablara, los iraníes habían podido leer en el diario conservador "Kayhan" que la postura de su país no había cambiado.

"La posición de Irán sobre el intercambio de combustible nuclear es la misma que se anunció en la conferencia de Viena", celebrada los pasados 18 y 19 de octubre, aseguró un representante del Consejo Superior de Seguridad Nacional citado sin identificar por el rotativo.

En la misma línea de beligerancia, el presidente del Parlamento iraní, Ali Lariyani, acusó el sábado a Occidente de utilizar una "estrategia de doble rasero" para intentar "estafar políticamente" a Irán.

Una faz más dura que también recuperó este lunes Ahmadineyad, quien aseguró que los científicos iraníes han desarrollado una tecnología fundamentada en el láser para conseguir el ansiado enriquecimiento.

"Ellos utilizan la tecnología para subyugar a los pueblos. Creen que la ciencia es monopolio suyo", apostilló.

Comentarios

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook