LA VOZ LIBRE

DANIEL HARDING

Daniel Harding vuelve a España a dirigir "apasionadamente" a la Mahler

Efe
2010-02-07 11:27:00

Madrid.- Ya ha cumplido 34 años, pero Daniel Harding sigue siendo "alarmantemente" joven para ser director de orquesta y aunque rechaza la etiqueta de "prodigio frenético" que le pusieron cuando debutó con los 19 años, reconoce, en una entrevista con Efe, que pone el mismo "brío y pasión" que antes en todos sus conciertos.

Harding (Oxford, 1975) es el director de la Mahler Chamber Orquestra, formada por músicos que sólo se juntan para hacer giras y trabajar con directores y solistas de gran prestigio y que mañana comenzará una gira por España con la "Heroica" de Beethoven y el concierto para violín de Brahms, que interpretará la alemana Isabelle Faust.

La Mahler, fundada por Claudio Abbado, actuará por primera vez en Oviedo -mañana- y en Bilbao -el día 10-, ciudades que aún no habían visitado, y además han escogido su concierto de Bilbao para grabarlo y editarlo en 2011 (Harmonia Mundi). Luego, el día 11, actuarán en Madrid y el 12 en San Sebastián.

El británico ha estado en España ya "many many times", ríe, y viene "desde hace mucho" porque la vida musical en el país "es muy viva y activa" y le encanta lo "bien" que le acogen "siempre", y eso que, al final, no pudieron "materializarse" las "conversaciones" que tuvo con el Teatro Real para ser su director musical.

"Una pena, pero creo que Gerard Mortier -el nuevo intendente, que no contará con un director musical fijo- será muy bueno para el Real y para Madrid. Estoy muy feliz por los españoles", subraya educadamente.

Se puso al frente de la Filarmónica de Berlín a los 21, actuó en el Covent Garden a los 23, fue el primer director británico en La Scala... es decir, nadie, excepto el "estratosférico" Simon Rattle, ha tenido semejante carrera meteórica.

"He tenido muchísima suerte de haber tenido mentores fantásticos, como Rattle o Abbado, y colegas excepcionales. He intentado aprender todo lo que he podido de ellos y continúo aprendiendo pero la verdad es que sólo puedo decir que soy una persona suertuda".

Ya es "un hombre" -"tengo dos hijos"-, pero no puede hacer "nada" cuando una y otra vez su nombre se vincula a la etiqueta de "niño prodigio" o alguien dice, "completamente equivocado", que dirige "excesivamente deprisa".

"Lo importante es lo que está dentro de mí, mis sentimientos, cómo me siento yo y cómo me veo. Tengo una personalidad diferente de la que tenía hace diez años pero sigo teniendo el mismo brío, energía y pasión, aunque sea más paciente, más calmado", revela.

Lo que sí reconoce es que aún es "alarmantemente" joven para ser director de orquesta, como alguno de sus detractores le describe, pero, bromea, ya está en una edad en la que no será "demasiado joven" nunca más.

Para su gira española ha vuelto a optar por Beethoven y Brahms porque, explica, son "inmensos" y las piezas elegidas, "magníficas concentraciones de talento y misterio en las que siempre hay algo que descubrir" y más aún si está acompañado de una solista como Isabelle Faust.

"Isabelle tiene una sensibilidad y una inteligencia musical tan increíble, tan refinada pasión, elegancia y control que es, simplemente, la intérprete perfecta para esta pieza", piropea Harding.

No ahorra tampoco halagos para la Mahler, de la que dice que es una de las orquestas "más intensas" que conoce, "formada por músicos brillantes, concentrados desde el primer minuto en la música. Es el trabajo más perfecto que conozco, un sueño".

Faust (1972, Esslingen) dice a Efe que también está "fascinada" por la Mahler, con la que debuta, pero con quien echa el resto es con Harding.

"Es un talento extraordinario, muy inteligente y energético. Tiene una forma muy similar a la mía de entender y sentir la música. Pasan muchas cosas entre nosotros y la orquesta, concentrados en lograr un gran sonido y en sentir la música".

La violinista, que, con los 16 discos que ha editado desde 1996 e tiene el récord de grabaciones entre los músicos jóvenes, explica que el concierto de Brahms, un compositor "profundo y melancólico", es "un círculo misterioso y alucinante, una gran pieza muy difícil de tocar pero -promete- hechizará al auditorio".

Comentarios

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook