LA VOZ LIBRE

El Estado "azucarillo"

Consuelo Sánchez Vicente
2010-02-08 17:01:22

En la polémica desatada por el presidente castellano-manchego José María Barreda sobre la conveniencia de que Zapatero cambie el gobierno después de la presidencia de la UE por otro con menos ministros y "más orientado a combatir aquello que más preocupa a los ciudadanos", coinciden varios de los ingredientes de la farsa. Negar lo evidente, por ejemplo. O alimentar equívocos, jugar con la buena fe del espectador-votante.

La férrea disciplina que está ocupando en los partidos políticos el lugar que debería ocupar la democracia interna, sella las bocas de muchos dirigentes y militantes socialistas que comparten con Barreda la preocupación por la deriva de la nave gubernamental: casi un buque fantasma, en realidad, con cuatro o cinco ministros y ministras a los que solo conocen uno de cada tres españoles según las encuestas, otros más conocidos pero que ni bajo tortura podríamos decir que es lo que hacen, y la credibilidad del propio presidente en caída libre. Bocas que no callan en privado, mudas en público; otras que se abren ante el micrófono para decir 'diego' donde sin él dijeron 'digo'; y otras, en fin, que se abren directamente para mentir.

Hacer 'la pelota' al jefe es fundamental para no caerse de las listas electorales en nuestra... ¿'partitocracia'? Yo me temo que cada vez estamos más cerca de serlo. Tenemos una ley electoral que promueve la obediencia debida. Pero, desde la Transición, que una ya va teniendo sus años y su memoria histórica, pocas veces he visto yo cumplir la orden de lapidar verbalmente a un compañero díscolo con menos convicción que los dirigentes y los ministros socialistas contra Barreda. La competencia de cambiar el gobierno es de Zapatero, le ha respondido entre otros su compañero catalán Montilla. ¡Menudo descubrimiento! Ahora, como fórmula de compromiso, para mojarse lo justo, perfecta. Montilla tiene elecciones catalanas este año y el siguiente hay municipales para todos y en casos como Castilla-La Mancha además autonómicas. A lo que le ha puesto voz Barreda, en mi opinión, por lo que 'los montillas' solo le riñen con la boca pequeña, es al miedo. No a que España se hunda si Zapatero no cambia de gobierno, sino a que el descrédito del gobierno central les haga perder su cuota de poder en sus corralitos, el gobierno de sus autonomías y sus ayuntamientos: sus graneros "personales" de votos. Su peso específico en votos en el partido, vamos.

Comentarios

Dice ser guaguanko
2010-02-08 21:56:13
Este señor se desmarca de la linea de su partido para salvar los muebles, el sabe sobradamente que en las siguientes elecciones el P.S.O.E.se va ha dar una buena leche en las urnas,las ratas son las primeras en abandonar el barco,el tira la piedra y esconde la mano y después de el vendrán mas que hagan lo mismo,solo tenemos que esperar el resultado de la estadísticas de intención de voto.

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook