LA VOZ LIBRE

Soldadito ¿español?

Rafael Torres
2010-02-08 17:05:13

Para morir en guerras ajenas y remotas, son españoles, pero si a los seis años de permanencia en nuestro Ejército no han logrado obtener la nacionalidad española, se les expulsa de él. Podría decirse que son soldados "sin papeles". Morir, se les deja; vivir, no tanto. La idea de que el contingente de extranjeros en nuestras Fuerzas Armadas, en torno al 7 por ciento de los efectivos, interpreta el trágico papel de carne de cañón, se confirma al comparar ese guarismo con el de los que son víctimas de los combates: el 43 por ciento. En efecto; los soldados salvadoreños, peruanos, colombianos u hondureños que visten el uniforme del Ejército español por esos mundos de violencia desatada, lo visten, sobre todo, en las misiones más peligrosas y en los puestos más arriesgados. Su escasa formación militar, apenas cuatro meses en muchos casos, y su extrema juventud, hacen el resto.

En el vehículo blindado en que encontró la muerte John Felipe Romero, viajaban con él otros dos chicos colombianos, que resultaron heridos, y en el más letal ataque a nuestras tropas, ocurrido en Líbano hace poco más de dos años, tres de las seis víctimas mortales que hubo eran también, por cierto, colombianas. Más ganas de morir que los españoles de cuna no tienen, ciertamente, esos muchachos, pero van donde se les manda, que en una guerra nunca puede ser un buen sitio, y no conocen ni practican el arte de la acomodación y el escaqueo. Sus destinos, como inmigrantes antes que como soldados, ya pendían de un hilo, pero en éste oficio que tienen ahora el hilo es más frágil y, cuando se rompe, ellos se rompen para siempre. ¿Sería mucho pedir a la ministra Chacón que se les equiparara en todo con los españoles, incluida la concesión, tras algún tiempo en filas, de la nacionalidad española? Y a Zapatero, ¿sería mucho pedirle, distrayéndole de sus preocupaciones, que considerara la conveniencia de no seguir enviando jóvenes, ni españoles ni extranjeros, a morir a Afganistán?

Comentarios

 
Publicidad