LA VOZ LIBRE

El cálculo de las pensiones

José Cavero
2010-02-08 17:09:11

Como suele decirse, al circo del Gobierno le crecen los enanos. No hay día sin nueva cuita, sin otra preocupación que deba añadirse a los pavorosos efectos de la crisis económica: el número de parados, el porcentaje de déficit público, el plan de austeridad para reducir 50.000 millones los gastos del Estado, la elevación a 67 años la edad de jubilación... y el nuevo cálculo de las pensiones, que podría elevar en diez los años de cotización. La propuesta en ese sentido circulaba desde hacía tiempo en medios políticos y empresariales y, finalmente, la idea se incorporó al documento que el Gobierno español envió a las autoridades de la Comisión Europea.

Pero tuvo un efecto de unas pocas horas, porque la propuesta, que en todo caso deberá ser discutida, y en su caso aprobada, en el seno de la Comisión del Pacto de Toledo, produjo unos efectos y "un ruido" que provocó que se retirara de inmediato. De manera que la vicepresidenta Salgado llegaba a asegurar que el Gobierno no ha propuesto ni propondrá ampliar el período de cotización para calcular las pensiones. Salgado aclaraba de este modo su decisión anterior de suprimir un texto de la actualización del Programa de Estabilidad 2009-2013 que el Ministerio de Economía había enviado a la Comisión Europea, calificado por la ministra de "ejemplo", en el que se proponía aumentar en 10 años el período para calcular el cobro de las pensiones. La responsable de Economía explicó que el "ejemplo" del documento enviado a Bruselas "inducía a confusión y lo hemos eliminado porque se podía entender que era una propuesta del Gobierno". En este sentido, añadió que "no lo es y no lo va a ser".

Salgado comentó que, en la Comisión Europea o entre expertos, nadie dudaría de que el texto corregido tiene "una mínima importancia", es una "simulación", una "hipótesis", pues está cargado de condicionales. Pero insistió en que al Pacto de Toledo -comisión parlamentaria para el estudio y mantenimiento de las pensiones públicas- no se ha enviado idea alguna en ese sentido, y aclaró que sólo se ha propuesto "repensar la ampliación de la edad de jubilación de 65 a 67 años" y que no prevén adoptar un sistema similar al sueco, de reparto y capitalización. A continuación, Elena Salgado criticaba la actitud de los grupos parlamentarios al rehuir el debate sobre las pensiones y criticar al Gobierno después de pedirle el pasado mes de septiembre que presentara una propuesta al respecto. La ministra aseguró que a partir de 2025 podría haber problemas, que "queremos evitar", en las pensiones públicas, y agregó que desde 2030 la Seguridad Social podría incurrir en déficit si no se producen cambios demográficos. Hasta entonces, por la conveniencia de introducir gradualmente estas reformas, que no son populares y que habitualmente "las adoptan gobiernos responsables", "los pensionistas tienen las pensiones garantizadas y, con toda seguridad, crecientes".

Elena Salgado, mantuvo sus previsiones sobre la evolución del PIB español en el último trimestre de 2009, que crecerá o caerá unas décimas, por lo que comentó que "vamos saliendo de la crisis". En esta situación apostó por "centrarse en el empleo", y pidió mayor colaboración de sindicatos y empresarios en la mesa de Diálogo Social. Precisamente, la voz de los sindicalistas parece haber sido la causa de que el Gobierno retirara precipitadamente ese párrafo sobre los efectos que pudiera tener sobre el PIB español el ajuste del período de cálculo de las pensiones -una reducción de cuatro décimas. Los dirigentes de UGT y CC.OO. hicieron pública su alarma inmediata. Y con toda seguridad, fue ésta la razón de que el Gobierno reculara. Hasta ahora, la relación Gobierno-sindicatos no ha sido problemática, pero la propuesta de elevación de la edad de jubilación ya supuso un primer inconveniente. Si además se aumenta el plazo de cálculo de las pensiones, los sindicatos pudieran echarse a la calle a protestar. Y es lo último que desearía el Gobierno de Zapatero.

También algunos de los partidos integrados en el Pacto de Toledo son contrarios a esa novedad, que muchos expertos y estudiosos vienen propugnando desde hace años. Sólo si esa institución le diera su visto bueno, se modificaría tanto la edad de jubilación como ese cálculo de las pensiones.

Comentarios

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook