LA VOZ LIBRE

Zapatero reza y el país se agobia

José Cavero
2010-02-08 17:23:47

Posiblemente, la presencia de Zapatero en el desayuno de oración de Washington coincide con un momento de evidente y profundo pesimismo, y aun de derrotismo nacional, tras la serie de datos conocidos en los últimos días, y por algunas reacciones titubeantes y apresuradas del Gobierno. Datos como el paro, el déficit, decisiones como la jubilación prolongada o el cálculo de las pensiones. Y paralelas caídas de la bolsa, junto con declaraciones como las de Almunia, Roubini o Kruman, y en España de José María Barreda y José Félix Tezanos, sobre el mal momento de la economía española... Todo ello estimula al PP, principal partido de la oposición, a llevar a cabo una dura ofensiva contra el Gobierno que ha desembocado en la petición de elecciones y la amenaza de una moción de censura.

Si la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, pedía ayer un adelanto electoral, pese a que Mariano Rajoy no apuesta por esa estrategia, hoy su número dos -la de Rajoy, y hace un tiempo, la de Aguirre- María Dolores de Cospedal, ha anunciado que su partido va a recabar los apoyos necesarios para poner en marcha cualquiera "de las salidas o vías recogidas en la Constitución", incluida la moción de censura. Cospedal, en una entrevista en la Cope, ha reconocido que hoy por hoy no cuentan con los votos necesarios para poner en marcha un mecanismo que precisa de mayoría absoluta en el Parlamento, pero ha asegurado que su grupo trabaja en conseguir los respaldos que permitan a Rajoy postularse para presidente del Gobierno sin necesidad de acudir a las urnas, un escenario que el líder del PP no cree que se vaya a producir. En opinión de la secretaria general del PP, el Gobierno es incapaz de encarar las reformas necesarias y de pactar con ellos las que quieren hacer, y ha acusado al Ejecutivo de pretender cambiar el sistema de pensiones al margen del Pacto de Toledo. Aunque ha considerado que "la medida de ampliar la edad de jubilación no es mala", no es viable sin abordar otras reformas necesarias, como la del mercado laboral.

Cospedal ha acusado, además, al Gobierno de estar dividido, lo que paraliza su gestión. "Por no tomar medidas por miedo a perder votantes se está perjudicando a los trabajadores", ha asegurado la número dos del PP, para quien el Ejecutivo que dirige Zapatero está "noqueado y paralizado", por lo que el país "no puede seguir en esta situación" mucho más tiempo y se hace necesario un cambio de política. E instó al presidente del Gobierno a dar un "giro radical" a la gestión de la crisis económica, advirtiendo de que, si no lo hace, el PP reclamará la celebración de elecciones anticipadas, si bien la decisión de convocar a los españoles a las urnas corresponde exclusivamente a Zapatero. En la misma dirección que su secretaria general se ha mostrado el portavoz económico del PP, Cristóbal Montoro, quien ha asegurado en la cadena Ser que su partido "está preparado" para hacerse con las riendas del poder incluso en el plazo "de un mes". En opinión del diputado, el cambio de Gobierno debería producirse "cuanto antes, mejor".

En cualquier caso, la crisis sí parece estar haciendo mella, si no en el Gobierno sí en el partido que lo sustenta. La petición de una remodelación del Ejecutivo que lanzó el martes el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, no ha encontrado apoyo público, ni parece que vaya a conseguirlo la iniciativa del "segundo de Guerra", José Feliz Tezanos, que propone un gobierno de concentración para salir de la crisis. Para la dirección socialista, la inoportunidad de las declaraciones de Barreda en uno de los peores momentos del Gobierno en sus relaciones con los sindicatos y en su credibilidad, por sus propuestas de reformas de las pensiones, ha provocado una reacción de cierre de filas frente al presidente socialista manchego para cerrar el debate. Desde fuera del PSOE se ha sumado a Barreda Josep Antoni Duran i Lleida, portavoz de CiU en el Congreso, favorable a reducir ministerios e inclinado por apoyar el próximo martes la propuesta del PP en ese sentido, con lo que el PSOE corre el riesgo de volver a quedar en minoría en una votación en el Pleno del Congreso. En cambio, su adversaria política en La Mancha, Dolores de Cospedal, denunció que Barreda "no es el mejor para dar ejemplo" a Zapatero, porque en la comunidad autónoma que gobierna tiene un déficit del 13 por ciento en las cuentas públicas y, por lo tanto, tendría que empezar por aplicarse a sí mismo los consejos que da al jefe del Ejecutivo español.

Por su parte, el portavoz del PSOE en el Congreso, José Antonio Alonso, ha negado cualquier posibilidad de adelanto electoral y ha augurado que a finales de 2010, cuando España comience a salir de la crisis "con este Gobierno", la ciudadanía verá que la oposición "no ha arrimado el hombro" para ayudar al país. Ciertamente, el país está profundamente preocupado, y dividido sobre las soluciones a aplicar, o así lo demuestran los portavoces políticos.

Comentarios

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook