LA VOZ LIBRE

Llega la reforma laboral

José Cavero
2010-02-08 18:04:09

En un ambiente económico dramático, en un ambiente político crispado y en un ambiente social de tensión de incertidumbre, está previsto que hoy haga su aparición, de la mano del Gobierno, el muy esperado proyecto de reforma laboral. El Gobierno ha afirmado que mantiene su intención de presentar esta propuesta de reforma, a pesar de que los sindicatos CC.OO. y UGT le han solicitado con urgencia un nuevo aplazamiento para facilitar el acuerdo de negociación colectiva que actualmente ultiman con las patronales CEOE y CEPYME. Al Gobierno no le parece que deba esperarse más tiempo, pese a que, en ese sentido, se han expresado fuentes del Ejecutivo, después de conocerse que el pasado miércoles los secretarios generales de CC.OO., Ignacio Fernández Toxo, y de UGT, Cándido Méndez, acudieron al Palacio de la Moncloa para pedir al Gobierno un nuevo aplazamiento. La petición se produce también en un contexto de fuerte polémica por las propuestas sobre la reforma de las pensiones que ha hecho el Gobierno, y que han llevado a las organizaciones sindicales a convocar movilizaciones contra esta medida.

Los dos líderes sindicales han advertido al Ejecutivo de que, en el caso de que no acceda a su demanda, "mida mucho" lo que va a plantear para no perjudicar ni al diálogo social tripartito, ni a la negociación colectiva, en la que sindicatos y patronal esperan alcanzar acuerdos en breve. El Gobierno, finalmente, prevé presentar hoy esta propuesta que el Consejo de Ministros debería haber estudiado el pasado 22 de enero, pero que decidió retrasar tras la petición de los sindicatos y la patronal para el buen desarrollo de la negociación en relación con los convenios colectivos.

En síntesis, el Gobierno quiere encarecer la contratación temporal y abaratar la fija para animar a los empresarios a optar por la fórmula indefinida. Ésta es la principal propuesta que ha planteado el Ministerio de Trabajo para reducir la fuerte segmentación existente entre empleo fijo y temporal. Trabajo ha incluido esta medida en el esbozo de reforma laboral que estudiará hoy el Consejo de Ministros. La idea del ministerio es rebajar el tipo de cotización al desempleo que abonan empresarios y trabajadores por los contratos fijos y, a cambio, incrementarlo en los contratos temporales, de forma que a la empresa le resulte más barato emplear al trabajador de manera indefinida. ¿Qué otros contenidos se espera que tenga esa reforma laboral que presentará el Gobierno? Según nos anticipa el diario El País, la fórmula elegida intentaría garantizar que el sistema no pierda recursos. Es decir, que el saldo entre el encarecimiento y la rebaja de cotizaciones fuera, como mínimo, neutro para el sistema. Aunque el Gobierno se ha decantado por esa receta para atajar la temporalidad, las presiones de los agentes sociales para que elimine cualquier medida concreta de su propuesta de reforma laboral pueden haber surtido efecto.

En los últimos días, el Ejecutivo ha intercambiado ideas con los agentes sociales, que le han pedido un documento más abierto para empezar a negociar, en lugar de ceñirse a planteamientos detallados. Sindicatos y patronal tratan así de evitar que se repita lo ocurrido con las pensiones. Nadie esperaba una propuesta concreta, mucho menos de la contundencia que supone elevar dos años la edad legal de jubilación. El malestar generado en los sindicatos con ese planteamiento ha llevado al Gobierno a intentar ser más cauto en su reforma laboral. El documento incluye una reordenación de las bonificaciones que acaben con la dispersión actual y las concentren en sólo tres colectivos: jóvenes, discapacitados y víctimas de la violencia machista. De esa forma desaparecen los incentivos al empleo para las mujeres en general y los mayores de 45 años. El objetivo es que los jóvenes sean los más beneficiados de esta y otras medidas de reforma, pues soportan un desempleo ahora mismo cercano al 40 por ciento. La adaptación al mercado español del modelo alemán de reducción de jornada, que reduce los despidos en tiempos de crisis, y la eliminación de trabas a las empresas de trabajo temporal, que actuarían bajo la supervisión de los servicios públicos de empleo, completan la propuesta.

Para rebajar la temporalidad, el Gobierno estudia también reformar el contrato de obra y servicio, un auténtico coladero de empleo precario, pues permite mantener a un trabajador sin ligazón permanente a la empresa con sólo justificar -a veces de forma fraudulenta- que su trabajo está vinculado a una labor sin calendario. Una de las fórmulas que se plantean es fijar una duración máxima para ese contrato. ¿Esta reforma es lo que ha movido a Fernández Toxo a hacer unas declaraciones de descalificación total a la actitud del Gobierno? No es descartable. Los sindicatos venían siendo dueños de la situación, incluso se bromeaba a menudo con "los vicepresidentes Toxo y Méndez", muy influyentes personajes durante todo el tiempo de la crisis... Ahora, el Gobierno quiere retomar las riendas de la muy preocupante situación laboral dejando de lado, si es preciso, a los sindicatos.

Comentarios

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook