LA VOZ LIBRE

Borja Thyssen y Blanca Cuesta vivirán en La Moraleja

Mª Eugenia Yagüe
2010-02-08 18:58:31

 

Nueva casa, nuevo hijo

Después de varios meses buscando mansión en Madrid, Borja Thyssen y Blanca Cuesta han encontrado ya la casa de sus sueños, justo en el momento en que anuncian que esperan un nuevo hijo.

Blanca y el hijo de la baronesa dudaban entre La Moraleja y La Finca, esa urbanización levantada por el constructor Luis García Cereceda, donde viven Cristiano Ronaldo, Kike Sarasola o algunas de las grandes nuevas fortunas de los últimos años, aunque en la parte donde se ubican los pisos de lujo y adosados también hay celebridades menos millonarias como Gonzalo Miró, Genoveva Casanova o Francisco Rivera.

Borja y Blanca se han decantado por La Moraleja, y no precisamente para vivir cerca de su madre, con la que siguen en pie de guerra.

La casa y la zona están más cerca de Madrid y más cerca de la trinchera judicial que han organizado para pleitear por la herencia del barón que, según Borja, su madre no le ha entregado en la medida que le corresponde.

Los acuerdos que discute estos días la baronesa con la ministra de Cultura, Ángeles González Sinde, sobre la permanencia de la colección Carmen Thyssen en régimen de alquiler o venta al Estado español suponen un nuevo mazazo a las pretensiones de Borja. La baronesa quiere un alquiler de diez millones de euros al año, en lugar de venderla. Y así dentro de 25 años, sus herederos decidirán lo que se hace con los cuadros. Ahora, la llegada de este nuevo miembro de los Thyssen enreda todavía más la ya complicada de por sí relación entre todos ellos.

> En la imagen: Borja Thyssen y Blanca Cuesta.

 

Fran Rivera rompe el pacto

A Eugenia Martínez de Irujo no le gusta que su hija Cayetana dé la vuelta al ruedo, ni frecuente las plazas de toros. Así lo declaraba rotundamente este sábado a ‘La otra crónica’, del diario El Mundo.

Eugenia recordaba que Francisco Rivera paseó a su hija por la arena después de alguna tarde triunfal, como también lo hizo su tío Cayetano después de una faena gloriosa en Ronda.

La duquesa de Montoro no quiere que su hija de 11 años vea un espectáculo que no es el más adecuado para un niño, pero sobre todo no quiere que corra el riesgo de que esté en la plaza si sufre una cogida un torero, que podría ser su propio padre o su tío. Sería un trauma imposible de superar el resto de su vida.

Sin embargo, un día después, este domingo, Cayetanita acudía a la corrida benéfica a favor de ANDE en la localidad sevillana de Cañada Rosal, en la que toreaba su padre.

Allí estaba también su abuela, la duquesa de Alba, Cayetano con sus hijos Luis y Amina y la novia de Francisco, Cecilia.

Eugenia declaraba a El Mundo que había llegado a un pacto con su ex marido, con el que tiene muy buenas relaciones, para que la niña no frecuentara las plazas.
Se ve que el torero lo ha incumplido. Los argumentos de la duquesa de Montoso son los mismos que dictaminó un juez al denegar una demanda del torero pidiendo respeto a la intimidad de su hija. “Si usted quiere respeto y privacidad hacia la imagen de una menor, no la saque a dar la vuelta al ruedo”, vino a decir el magistrado, con una lógica imposible de rebatir.

> En la imagen: El torero Fran Rivera enseñando las dos orejas en la plaza.

 

Patricia Rato empieza a hacer su vida

La crisis entre Juan Antonio Ruiz, ‘Espartaco’, y Patricia Rato suena a ruptura irremediable, aunque con la discreción y elegancia que caracteriza a sus protagonistas.

La madre de Patricia, Felicidad Salazar-Simpson, contaba hace unos días a quien esto escribe que hay vida después de ‘Espartaco’, que Patricia es una chica preparada, culta y muy dispuesta, aunque serían ella y su todavía marido quienes decidirían su futuro.

Sin embargo, Ramón Rato, hermano del ex ministro Rodrigo Rato, hoy presidente de Caja Madrid, y su mujer, dedicada en cuerpo y alma a la Fundación Padre Arrupe, quieren a su hija en Madrid, donde tendrá todo su apoyo. Y así parece que va a ser.

Patricia se quedará todavía en Sevilla hasta la comunión de su hijo menor esta primavera y más tarde se instalará en la capital, cerca de sus padres, con sus tres hijos y empezará a buscar una ocupación.

Patricia Rato ya viene a menudo a Madrid y ha participado en su primera actividad social, sola y con sus nuevas amigas. Ha sido en la ‘baby shower’ de Paloma Segrelles, una fiesta que se ha puesto de moda en estos últimos años para celebrar con amigas el próximo nacimiento de un hijo, en la que participó el grupo que puede ser el que frecuente Patricia cuando se instale en Madrid. A saber, Genoveva Casanova, Paloma Cuevas, Patricia Cerezo o Carolina Herrera hija.

> En la imagen: Juan Antonio Ruiz, ‘Espartaco’, y Patricia Rato en los Premios Escaparate de Sevilla 2009.
 

Comentarios

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook