LA VOZ LIBRE

SUCESOS-ROBO

Los detenidos en la operación Yugoslavia utilizaban mujeres y niños para robar

Efe
2010-02-08 19:55:00

Madrid.- Los miembros de los diferentes clanes detenidos el pasado miércoles en la Cañada Real de Madrid en el marco de la operación Yugoslavia utilizaban a mujeres y niños para robar, que a veces "intercambiaban" o "se prestaban" entre sí, dependiendo de su valor para cometer los delitos.

Así lo ha informado hoy el jefe del Grupo XI de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Madrid, el inspector Juan Checa, en la conferencia de prensa en la que se ha informado de la denominada "Operación Yugoslavia 2", que ha supuesto la detención de 34 adultos a los que se acusa de robar en domicilios.

La primera parte de la operación se llevó a cabo en junio de 2009 y se saldó con la detención de 67 personas acusadas de los mismos delitos, a los que se intervinieron más de 20 kilos de joyas.

En la segunda parte de la operación han sido detenidos 34 adultos y la Policía se ha hecho cargo de 45 menores que quedaron en situación de desamparo y que puso a disposición del GRUME, mientras se determina si han participado en alguno de los robos.

La mayoría de las 79 personas arrestadas ahora lo fueron durante una intervención llevada a cabo en el poblado de la Cañada Real la madrugada del pasado miércoles, en la que participaron los GEO dada la peligrosidad de los implicados y ante la posibilidad de que tuviesen armas.

Se han practicado nueve registros en domicilios y otros dos en autocaravanas, en los que se han recuperado, entre otros efectos, numerosas joyas, la mayoría de oro, televisiones de plasma, teléfonos móviles y complementos como cinturones o carteras.

El inspector Checa ha explicado, junto al Jefe de la Brigada de Policía Judicial, el comisario Emilio Alcázar, que la segunda parte de la denominada operación Yugoslavia comenzó cuando se sospechó que se habían perpetrado diferentes robos por parte de clanes de gitanos romis o romaníes procedentes de países del Este, algunos de cuyos miembros habían sido arrestados en la primera fase de la operación.

La investigación determinó que la mayoría vivían en la Cañada Real y que, al igual que los arrestados en la primera parte de la operación, robaban en pisos aprovechando la ausencia de sus dueños, normalmente mediante el método del "resbalón" -abriendo la puerta con un plástico- y sin utilizar la violencia.

La mayoría de los robos eran perpetrados de día por mujeres y niños, que recibían órdenes del jefe del clan, mientras otros eran llevados a cabos por hombres que entraban en las viviendas por la noche, escalando.

Se trataba de una organización muy jerarquizada, en la que el jefe de cada clan obedecía órdenes de jefes superiores -hasta llegar a un jefe máximo en España, que ha sido arrestado- y entre ellos se repartían las zonas en las que robaban.

En ocasiones, los jefes de los clanes "intercambiaban" o "se prestaban" entre sí a mujeres y niños que eran especialmente valiosos por su habilidad para robar.

La Policía ha constatado que a veces se concertaban matrimonios teniendo en cuenta la valía de la mujer en este sentido, y se llegaban a pagar hasta 30.000 euros y 80 monedas de oro por una "buena" esposa.

Las mujeres y los niños solían ser "muy cuidadosos" y no forzaban la puerta ni desordenaban las viviendas, por lo que algunas personas tardaban días en darse cuenta de que alguien había entrado en su casa y había sustraído sus pertenencias.

Los miembros de estos clanes daban salida a lo robado mediante peristas españoles, que colocaban las joyas sustraídas, y que también han sido detenidos.

La Policía Nacional ha recordado que, para evitar ser víctima de estos robos, hay que cerrar la puerta con llave cada vez que se abandone el domicilio, aunque sólo sea por unos minutos, ya que los ladrones suelen estar al acecho en la calle o escondidos en las escaleras del edificio y aprovechan cualquier salida.

La Operación Yugoslavia 2 ha sido ordenada por el Juzgado de Instrucción número 32 de Madrid.

La Policía Nacional ha agradecido la colaboración de la Policía Municipal de Madrid en este operación, en la que han intervenido siete agentes municipales de los Grupos de Reacción Inmediata -una unidad antidisturbios-, según han preciado fuentes municipales.

El Ayuntamiento de Madrid también ha colaborado con doce agentes tutores, que se han atendido a los menores que quedaban en situación de desamparo.

Comentarios

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook