LA VOZ LIBRE

Nicolas Sarkozy, presidente de Francia, plantea una ley para prohibir el uso del burka en su territorio

No lo considera un "signo religioso", sino "de esclavitud"

Efe
2009-06-22 23:53:48

París.- El presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, aseguró que el burka es un "signo de servidumbre", contrario a la "idea de la República francesa sobre la dignidad de la mujer".

"No es un signo religioso, sino de servidumbre", afirmó Sarkozy, quien subrayó que "el burka no es bienvenido en el territorio de la República" francesa. Así lo afirmó ante la Asamblea Nacional y el Senado, reunidos de manera extraordinaria en Congreso en Versalles (afueras de París)

La declaración de Sarkozy, presidente de un país laico, se produce una semana después de que el Gobierno aceptase estudiar una ley que prohíbael uso del burka en Francia, una prenda de origen afgano que oculta completamente a la mujer tras una ancha túnica y sólo cuenta con una pequeña abertura a la altura de los ojos.

Dos días antes, un grupo de unos sesenta diputados de diferentes partidos pidió que se abriera una comisión de investigación sobre la proliferación de esa prenda, utilizada por miles de mujeres en Francia, según diversos estudios.

Desde que se formuló esta petición, en Francia se ha desatado una polémica similar a la que se produjo en 2004 respecto al velo islámico y que desembocó en una ley que prohíbe el uso de cualquier signo religioso en los lugares públicos, con atención especial a las escuelas.

La iniciativa ha reabierto un debate entre los defensores de las libertades individuales y los que consideran que éstas pueden ser limitadas en nombre del laicismo.

El laicismo es un principio de "neutralidad y respeto" a "todas las opiniones y todas las creencias", indicó Sarkozy, quien señaló que "la libertad no es el derecho de cada uno a hacer lo que quiera" y agregó que no se debe equivocar el debate, pues "la religión musulmana debe ser tan respetuosa como las otras religiones".

CAMBIOS EN LA ECONOMÍA

El presidente francés también aseguró en la misma intervención que no subirá los impuestos porque retrasaría la salida de una crisis y que aspira a cambiar el modelo de crecimiento, en un solemne discurso ante el Congreso reunido en el Palacio de Versalles, el primero de un jefe de Estado al Parlamento desde 1848.

Sarkozy se dirigió a senadores y diputados para exponerles las líneas básicas de su mandato en una intervención similar al discurso sobre el estado de la Unión que cada año hace el presidente estadounidense.

El presidente francés subrayó que no habrá subidas de impuestos porque eso retrasaría la salida de la crisis. "No haré una política de rigor. No aumentaré los impuestos", prometió, antes de admitir que Francia tiene un problema de déficit. La prioridades de su Gobierno se financiarán, dijo, con una emisión de deuda pública, cuyo monto y modalidades no concretó.

Tampoco quiso entrar en detalles sobre la reforma del sistema de pensiones, aunque avanzó que "2010 será capital" porque se abrirá el debate con los interlocutores sociales sobre aspectos que ya están suscitando polémica, como el posible retraso de la edad de jubilación, fijada actualmente en 60 años en Francia.

"La crisis no ha terminado" y "no sabemos cuándo terminará", pero hay que hacer lo posible por superarla cuanto antes, dijo el jefe del Estado galo, quien subrayó que hay que crear un nuevo modelo de crecimiento y "poner la economía al servicio del hombre".

Esa es la meta que se ha fijado para lo que le queda de mandato al frente de un Gobierno que remodelará este mismo miércoles.

Comentarios

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook