Thursday, 27 July 2017 | 
LA VOZ LIBRE

La muerte de Michael Jackson deja una larga lista de deudas económicas

Se estima que la cuantía de lo que debía era de 500 millones de dólares

LVL
Friday, 26 de June de 2009, 22:09

Madrid.- El legado que deja Michael Jackson no es sólo musical. También es económico, aunque en este caso para mal. Se estima que las deudas tendrían una cuantía de unos 500 millones de dólares (unos 380 millones de euros), según publicó a principios de junio The Wall Street Journal.

Su principal merma económica vino tras los sucesivos escándalos en los que se vio envuelto, especialmente los relacionados con la pedofilia. Esto propició que crecieran sus problemas financieros y legales durante los últimos años.

Durante el juicio que afrontó en 2005 por abuso de menores, un contable le acusó de gastar entre 20 y 30 millones de dólares más de lo que producía al año, y eso a pesar de que sus principales activos estaban valorados en más de 1.000 millones de dólares, gracias a los derechos de autor de sus propias canciones y una participación en el catálogo de temas de los Beatles, a través de una sociedad de la que era dueño con Sony Corp, llamada Sony/ATV.

Esta situación límite le llevó a tomar la decisión de subastar unos 1.400 objetos pertenecientes a su rancho Neverland, desde el guante con el que grabó en 1983 Billie Jean hasta piezas pertenecientes a su colección de arte. Sin embargo, el cantante frenó la subasta a última hora.

Precisamente, Jackson debió entregar en noviembre pasado el título de su rancho a una compañía conformada por el artista y el fondo de inversión inmobiliaria con base en Los Angeles, Colony Capital LLC, para escapar de la bancarrota.

El cantante se vio obligado a pedir un préstamo de 200 millones de dólares, garantizado precisamente por su participación en el catálogo de los Beatles

GIRA DE CONCIERTOS PARA SALDAR DEUDAS

Por todo ello, Michael Jackson decidió lanzar la serie de conciertos que tenía programados en Londres, 50 en total. Con los ingresos de taquilla, el cantante quería saldar las deudas que había contraído.

Sin embargo, la operación no se pudo realizar finalmente. Y la principal damnificada será en este caso AEG Live, encargada de promocionar los conciertos. Se estima que esta compañía podría perder hasta 40 millones de dólares si su seguro no logra cubrir lo que ya gastó en la producción.

Noticias relacionadas

Comentarios

 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook