Tuesday, 25 July 2017 | 
LA VOZ LIBRE

Joan Solà, filólogo: "El catalán debe dejar de ser una lengua degradada y subordinada"

Afirma que los españoles no aceptan la diversidad lingüística

LVL
Thursday, 02 de July de 2009, 16:46

Barcelona.- El filólogo y Premi d'Honor de las Lletres Catalanes 2009, Joan Solà, instó al Parlamento de Cataluña a defender el catalán para que deje de ser una lengua "degradada y subordinada", y porque los catalanes no quieren continuar soportando "ni un minuto más sentirse inferiores".

El también vicepresidente del Insituto de Estudios Catalanes (IEC) intervino ante el pleno después de que el Parlamento lo invitara haciendo uso, por primera vez, del artículo 178 del reglamento de la institución, según el cual puede tomar la palabra una personalidad relevante por su "significación institucional, política, social, científica o cultural".

Solà lamentó que se niegue la realidad lingüística de los catalanes y el hecho de que la lengua recula de manera alarmante. "Así no tendremos nunca ni voluntad ni recursos para mejorar la situación", alertó.

Advirtió también de que el catalán no goza de una buena salud política, social y filológica, debido a su subordinación histórica frente a la lengua castellana, y reprochó que, cuando se pactó la Constitución, se cometió el error de aceptar la preponderancia de la lengua más extendida en el Estado, con lo que el castellano se convirtió en "soberano, indiscutible, obligatorio y con derechos ilimitados".

Aún así, criticó que aquello que ha perjudicado en mayor medida a la lengua catalana es la actitud de los españoles hacia la diversidad lingüística. "Los españoles no aceptarán nunca que los vascos, los gallegos y nosotros hablemos otra lengua, ni tampoco otras diferencias, como la diferencia de sentimiento patriótico", aseveró.

A su juicio, los catalanes viven continuamente con un sentimiento de impotencia y limitación radical y, cuando se mueven "por las Españas" lo hacen con inseguridad ante la posibilidad de que alguien los interpele negativamente por su forma de actuar y de hablar.

"Esto debería tener consecuencias políticas claras en los partidos de los territorios catalanoparlantes", exigió Solà, quien también explicó que, en Cataluña, hace años que hay esfuerzos para reclamar la oficiliadad del catalán en Europa, porque no puede hacerse donde sería necesario: en el Congreso de los Diputados.

Noticias relacionadas

Comentarios

 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook