LA VOZ LIBRE

CHINA-ASAMBLEA

La estabilidad social, consigna de las dos semanas políticas de China

Efe
2010-03-03 10:52:00

Pekín.- La preocupación de Pekín por mantener la estabilidad social quedó plasmada hoy en el discurso inaugural del plenario del mayor órgano de consulta política china, que propone un reajuste económico para mejorar el bienestar de la población.

Jia Qinglin, presidente de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino (CCPPC), órgano representativo y de consulta que agrupa a políticos, empresarios, académicos, famosos e incluso al sucesor del Dalai Lama nombrado por Pekín, presentó el informe anual de la CCPPC ante los 2.252 miembros del heterogéneo plenario.

Cuarto en la jerarquía de los nueve componentes del Comité Permanente del Politburó del Partido Comunista de China (PCCh), la cúpula del Partido-Estado, Jia presentó el informe de 2009 y reiteró la palabra "estabilidad" más veces que "armonía social", máxima del presidente chino, Hu Jintao, que estaba presente.

La CCPPC "prestará más atención a factores que afectan la estabilidad social, que tienen su fuente en la excesiva brecha en la distribución de ingresos", principal motivo de descontento social, reconoció Jia, junto con la corrupción y el expolio de tierras.

Según un informe de la CCPPC publicado el año pasado, un 0,4 por ciento de la población china controla un 70 por ciento de la riqueza, un desequilibrio "mayor que en EEUU", frente a una proporción en mercados maduros, como Japón o Australia, de entre un 50 o 60 por ciento de la riqueza en manos del 5 por ciento.

La preocupación por el aumento de la violencia social, después de la registrada en Tíbet y Xinjiang, y el poder que la opinión pública está ganando en Internet, se materializa en los informes que la CCPPC presentó en 2009 al Ejecutivo: 1.900 propuestas sobre la situación social, frente a las 1.800 contra la crisis económica.

No en vano el mejor experto del gobierno en descontento social, Yu Jianrong, señaló en febrero que el país asiático está "al borde de la revolución", según datos que indican que las 8.709 protestas masivas de 1993 han superado las 90.000 anuales desde 2007.

Jia, a punto de cumplir los 70 años, evitó vincular la creciente brecha con la crisis económica, y subrayó la necesidad de "transformar el modelo de crecimiento económico", desde el actual, basado en la inversión y las exportaciones, a otro "sostenible, circular" y ecológico.

Señaló que 2010 será "crucial para responder a la crisis global" con un reajuste económico que garantice el bienestar de los chinos, con propuestas como la creación de empleo para los jóvenes y los 200 millones de inmigrantes rurales, de un sistema de seguridad social y médico justo y la construcción de vivienda asequible.

Jia, antiguo secretario del ex presidente Jiang Zemin, que representa una facción "conservadora" frente a la "izquierdista" del presidente Hu, aseguró que la CCPPC "ofrecerá soluciones y sugerencias para ajustar el modelo de distribución de los ingresos nacionales, promover un acceso equitativo a servicios públicos básicos y asistencia a las personas indigentes".

No obstante, a diferencia de las propuestas del profesor Yu, que rechaza la "estabilidad rígida" impuesta por Pekín, y de la reiteración de la palabra "democracia" en su discurso, Jia dejó claro que el órgano de representación trabajará por "resistir la influencia del multipartidismo occidental".

Por ahora, el régimen está manteniendo la estabilidad con unas medidas de seguridad contundentes y la detención de los disidentes.

Según el analista Gao Zhikai, el modelo chino "no se entiende bien en el extranjero, porque en Occidente la política se basa en la confrontación entre partidos. Pero en China, todos los partidos políticos tienen la misma agenda. Esta es la versión china de la democracia", señaló al referirse a las formaciones sin poder decisorio dentro del régimen y sancionadas por el PCCh.

Jia tuvo también palabras para la "armonía religiosa y la unidad étnica", en referencia a las protestas tibetanas y uigures, y abogó por una "reunificación pacífica" con Taiwán, isla autogobernada que considera parte de su territorio.

El plenario de la CCPPC finalizará el próximo 13 de marzo, y se desarrolla de forma paralela al de la Asamblea Nacional Popular (ANP), con 3.000 miembros no votados que aprueban las propuestas de ley del Ejecutivo y cuya reunión empezará el viernes, por lo que estas dos semanas se conocen como "liang hui" (las dos sesiones).

Comentarios

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook