LA VOZ LIBRE

CRUCERO-ACCIDENTE

Uno de los turistas heridos en el crucero está muy grave y el otro, con politraumatismos

Efe
2010-03-04 10:30:00

Barcelona.- Uno de los dos pasajeros heridos que viajaban en el crucero "Louis Majesty", que ayer fue golpeado por una ola en el Golfo de León, se encuentra ingresado con pronóstico muy grave en la UCI de un hospital barcelonés, mientras que el otro sufre politraumatismos de carácter menos grave.

Los dos turistas, una mujer de 64 años y un hombre de 59, iban a bordo del crucero de bandera chipriota junto a otros 1.348 pasajeros, de los que dos, de nacionalidad italiana y alemana, fallecieron cuando la ola gigante rompió los ventanales de uno de los salones donde se encontraban, a primera hora de la tarde de ayer.

Fuentes del Hospital del Vall d'Hebron han informado de que la mujer herida, de 64 años y nacionalidad extranjera, se encuentra ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) en estado muy grave.

El otro herido, un hombre de 59 años y también extranjero, está ingresado en urgencias del Hospital del Mar con politraumatismos, y se encuentra pendiente de evolución.

Otros dos turistas del crucero ingresaron ayer en este centro sanitario pero fueron dados de alta poco después, tras ser tratados de heridas de carácter leve.

El crucero permanece atracado en el muelle adosado del puerto de Barcelona a la espera de poder reparar los desperfectos causados por el temporal en los ventanales del salón situado en la proa, según ha confirmado a Efe la autoridad portuaria.

El barco llegó ayer alrededor de las 20.35 horas a la capital catalana para evacuar a los heridos y fallecidos y, aunque tenía previsto zarpar esa misma noche hacia Génova, deberá permanecer hasta reparar los desperfectos, que no afectan ni a la estructura ni al sistema de navegación.

El crucero cubría el trayecto entre Cartagena y Génova y recibió un golpe de mar a la altura de la localidad gerundense de Begur.

Las mismas fuentes han apuntado que el barco tenía previsto hacer escala en Barcelona, pero el mal estado del mar hizo que el capitán variara su ruta y se dirigiera rumbo a Génova.

Durante este trayecto, el crucero fue sorprendido por la ola gigante, por lo que decidieron volver al puerto más cercano para atender a los heridos.

El resto del pasaje que no ha resultado herido ha pasado la noche en sus camarotes.

Comentarios

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook