LA VOZ LIBRE

ARCHIVO-FOTOPERIODISMO

Los hijos de Centelles dicen que el archivo del fotoperiodista está en Salamanca por un desacuerdo

Efe
2010-03-04 17:52:00

Barcelona.- Los hijos de Agustí Centelles, Sergi y Octavi, han explicado hoy que decidieron vender el archivo del fotoperiodista catalán al ministerio de Cultura por un incidente con el subdirector general de archivos de la Generalitat, Ramon Albert.

Los hermanos Centelles han señalado que a Albert se le "calentó la boca" en una conversación telefónica que mantuvieron con él en septiembre de 2008, antes de la venta de la colección.

En un encuentro con estudiantes en la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona, los hermanos han explicado que el 26 de octubre de 2008 tuvieron conocimiento de que la conselleria de Cultura había firmado un expediente de incorporación al patronato catalán de todos los bienes muebles de los archivos Centelles.

La familia lo consideró un "expolio" y, junto con el "trato inapropiado" recibido por parte de Albert, decidieron vender los archivos al ministerio de Cultura y no a la conselleria.

Es "absolutamente mentira" que la Generalitat no conociera que el ministerio estaba negociando también la compra del archivo del fotoperiodista, han asegurado los hermanos.

El ministerio "está otorgando al fotoperiodista el reconocimiento que siempre se le ha negado", han añadido.

Así, habrá un premio anual de fotografía dedicado a Agustí Centelles, un libro museístico en gran formato, y el Centro Documental de la Memoria Histórica en el que se reconvertirá el Archivo de Salamanca tendrá una sala que llevará su nombre y albergará una exposición permanente sobre él.

"Nuestro padre ha perdido catalanidad desde noviembre, porque ahora se le presenta como un fotógrafo valenciano y no catalán (Centelles nació en Valencia aunque vivió en Cataluña desde muy pequeño), pero ha ganado proyección internacional", han afirmado los hijos de Agustí Centelles.

A una pregunta sobre si su padre hubiera deseado que sus fotografías fuesen a Salamanca, los hermanos han asegurado que en el año 1939 lo hubiera considerado un insulto, pero que al final de su vida él mismo las habría llevado allí "porque lo que a él le interesaba era que el mundo viese su trabajo".

El ministerio de Cultura adquirió el pasado mes de noviembre el archivo del fotoperiodista, considerado el Robert Capa español, por 700.000 euros, 200.000 euros más que los que ofrecía la Generalitat.

Comentarios

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook