LA VOZ LIBRE

EEUU-D.HUMANOS

La corrupción, los asesinatos y la violencia contra las mujeres persisten en Centroamérica

Efe
2010-03-11 22:09:00

Washington.- El informe de derechos humanos del Departamento de Estado de EE.UU. denunció hoy que en Centroamérica persisten la delincuencia violenta, los altos niveles de corrupción política, judicial y policial, los asesinatos extrajudiciales y la violencia contra mujeres, niños, periodistas y sindicalistas.

COSTA RICA

Sobre Costa Rica, Washington denunció especialmente la situación del sistema judicial, donde existen "sustanciales retrasos procesales", la violencia contra mujeres y niños así como la prostitución infantil, el tráfico de personas y el trabajo infantil.

El informe estadounidense señaló que el Gobierno costarricense reconoce la violencia doméstica contra mujeres y niños "como un problema social grave y creciente" tras la muerte de 35 mujeres y niñas por esta causa en los primeros 11 meses de 2009.

Igualmente, la explotación sexual de menores "sigue siendo un grave problema", especialmente en las provincias de San José, Limón y Puntarenas.

EL SALVADOR

La delincuencia violenta es generalizada y constituye uno de los principales problemas de derechos humanos del país, con aspectos desde las maras hasta los elevados niveles de impunidad y corrupción judicial.

Como en Costa Rica, la violencia contra mujeres y niños y la prostitución infantil son graves.

La actividad de las maras en las prisiones y centros correccionales, donde hay 7.555 presos integrantes o antiguos miembros de esas pandillas, "siguió siendo un grave problema".

El informe destacó que hasta noviembre se habían producido 2.230 denuncias contra la policía y que fueron sancionados 1.181 agentes, entre ellos 156 que fueron expulsados de las fuerzas de seguridad.

"La violación y otros delitos sexuales contra las mujeres fueron generalizados" y se denunciaron 2.211 casos, aunque sólo hubo 127 juicios y 63 condenas.

GUATEMALA

Washington criticó la falta de investigaciones y castigos en los casos de asesinatos extrajudiciales cometidos por las fuerzas de seguridad, y la corrupción de la policía y el sistema judicial.

Igualmente, las amenazas contra periodistas y sindicalistas así como la violencia contra las mujeres, la discriminación de los indígenas y el trabajo infantil fueron graves violaciones de los derechos humanos en el país.

La violencia social también fue denunciada en el informe. Según las estadísticas guatemaltecas, turbas en comunidades rurales lincharon a 49 personas e hirieron a otras 216 en 2009, en muchos casos ante la pasividad de los agentes de policía.

HONDURAS

El Departamento de Estado criticó tanto las violaciones de los derechos humanos ocurridas en Honduras durante el mandato del presidente Manuel Zelaya como tras su derrocamiento en el golpe de Estado del 28 de junio de 2009.

En su informe, Washington reconoció que tras el golpe hubo sucesos que resultaron "en la pérdida de vidas, así como limitaciones por el régimen de facto de la libertad de movimiento, asociación, expresión y asamblea".

Entre otros abusos cometidos antes y después del derrocamiento de Zelaya, el estudio incluye denuncias de asesinatos cometidos por policías, agentes gubernamentales y antiguos policías, violencia contra detenidos y corrupción e impunidad de las fuerzas de seguridad.

NICARAGUA

Los asesinatos extrajudiciales, el abuso policial, la politización de los órganos judiciales y la erosión de la libertad de prensa son algunas de la principales denuncias realizadas por el Departamento de Estado.

Las denuncias contra la policía sumaron el año pasado 2.283, de las que se investigaron 1.686 casos de mala conducta con el resultado de 899 agentes disciplinados, incluidos 151 despedidos.

El informe también recogió la decisión de la Corte Superior de Justicia del 19 de octubre de 2009 de considerar como una violación de los derechos humanos de Daniel Ortega el limitar a dos términos de cuatro años su presidencia.

Estados Unidos dijo que la decisión "fue considerada casi universalmente" como un "golpe de Estado institucional".

PANAMÁ

En Panamá, la corrupción y las interferencias políticas en el sistema judicial así como las presiones contra la prensa y la violencia contra mujeres y niños siguen siendo graves problemas de derechos humanos.

El análisis estadounidense denuncia la compra de espacios publicitarios en los medios de comunicación por parte del Gobierno para recompensar a las "organizaciones que publican historias favorables".

Según las estadísticas panameñas, el año pasado se registraron 2.855 casos de violencia doméstica contra mujeres que resultaron en 80 muertes.

Comentarios

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook