LA VOZ LIBRE

El juicio a Camps, con 26 sesiones, entre los más largos celebrados en la Comunidad tras Maeso y Alcàsser

Europa Press
2012-01-22 12:34:37
El juez entregará este lunes el objeto de veredicto y el jurado comenzará sus deliberaciones VALENCIA, 22 (EUROPA PRESS) El juicio al expresidente de la Generalitat valenciana Francisco Camps y al ex secretario general del PPCV y diputado en las Corts, Ricado Costa, se ha convertido en uno de los más largos celebrados en la Comunidad, con 26 sesiones, por detrás de otras vistas mediáticas como los procesos en los que se juzgó a Miguel Ricart por el triple crimen de Alcàsser o al anestesista Juan Maeso por el contagio del virus de la hepatitis C a pacientes intervenidos en hospitales de Valencia. El juicio comenzó el 12 de diciembre de 2011 y se ha prolongado hasta este 20 de enero cuando el magistrado-presidente del tribunal del jurado, Juan Climent, dio por concluida la vista, a la espera de entregar a los nueve miembros del jurado el objeto del veredicto, el cuestionario sobre hechos probados al que deben responder para determinar si son culpables de haber recibido trajes como regalo de la trama Gürtel, como han sostenido las acusaciones, o no, según las alegaciones de la defensa. Aunque en un primer calendario provisional se calculaba que la vista podía concluir hacia el 23 de diciembre, con la posibilidad de habilitar también las tardes para la celebración del juicio, finalmente se ha prolongado, con sesiones vespertinas incluidas, hasta el 20 de enero, día en el que se acerca más el fin del "ratito largo" que se inició para Camps en febrero de 2009 con el registro de la sede de Orange Market, empresa dirigida por Álvaro Pérez 'el Bigotes', por parte de la Policía y por orden del juez Baltasar Garzón. El fin definitivo vendrá con el veredicto. En total, para la vista se llegaron a acreditar casi un centenar de redactores, 20 fotógrafos y otras tantas cámaras de hasta 50 medios de comunicación, cifra similar a la de los otros grandes procesos penales celebrados en la Comunidad Valenciana. El Tribunal Superior de Justicia habilitó, además de la sala de vistas --con espacio limitado pero que solamente en los primeros días se ha completado--, otra con señal en directo para que los medios acreditados pudieran seguir las sesiones. De esta forma, y a pesar de la oposición del abogado de Ricardo Costa a la manera en la que se había decidido retransmitir el proceso --siempre con media hora en diferido--, el juicio se ha podido seguir con la presencia constante de una cámara en la sala, que ha ofrecido las imágenes, excepto en el caso de las comparecencias de peritos y funcionarios de Policía. LOS OTROS DOS CASOS En el 'caso Alcàsser', en el que se juzgó a Miguel Ricart por el asesinato, rapto y violación de Míriam García, Toñi Gómez y Desirée Hernández, se acreditaron 106 periodistas de 34 medios de comunicación para dar cobertura a la vista, que se celebró en este mismo edificio en mayo de 1997, en la sección segunda, y que podía seguirse por circuito cerrado de televisión desde la sala de prensa. El propio Ayuntamiento de Valencia tuvo que reservar espacio en la vía pública e incluso a cortar un carril ante la demanda de estacionamiento para unidades móviles. En este caso, el tribunal había citado a 108 testigos --83 por acusaciones y 25 por la defensa y 33 testigos. El juicio se prolongó durante más de dos meses y 49 sesiones, hasta el 30 de julio de ese año. La sentencia que condenó a Ricart a 170 años de cárcel, que confirmó posteriormente el Supremo, se dictó en septiembre. El segundo juicio mediático celebrado en la Comunidad fue en septiembre de 2005, cuando el anestesista Juan Maeso se sentó en el banquillo igualmente de la sección segunda, aunque en esta ocasión en la Ciudad de la Justicia, acusado de contagiar el virus de la hepatitis C a 275 pacientes entre 1988 y 1997 en los hospitales La Fe, Casa de la Salud, Quirón y Virgen del Consuelo. En esa ocasión, se habilitó una dependencia de 700 metros dada la magnitud del proceso: más de 200 periodistas acreditados, 153 abogados y 500 asistentes en el salón de actos, mientras que otros 40 podían seguir la vista en la propia sala, cuyo tribunal condenó a Maeso a 1.933 años de cárcel que también confirmó el Supremo. La vista, que se prolongó desde el 12 de septiembre de 2005 hasta el 26 de febrero de 2007, incluyó la declaración de más de 600 testigos y un centenar de peritos. COMIENZO DE LAS DELIBERACIONES En cualquier caso, tras la expectación mediática generada durante las últimas semanas, el juicio se acerca ya a su tramo final. El juez ha citado a las partes para este lunes a las 09.00 horas, momento en que les entregará su objeto de veredicto --el cuestionario sobre hechos probados al que deben responder--, en un acto que se celebrará a puerta cerrada. Las partes tendrán un tiempo que determinará el mismo Climent para hacer las observaciones que consideren oportuno, que le trasladarán al magistrado, que las estudiará e incorporará o no lo que considere oportuno. Una vez cumplimentada esa fase, se le dará traslado al jurado, ya en vista pública, y para la que el magistrado ha fijado, en principio, las 12.00 horas del mismo lunes. En este trámite, se dará a los miembros del tribunal popular el objeto del veredicto y se les instruirá acerca de cómo tienen que deliberar y sobre qué se les pregunta. Posteriormente, los seis hombres y tres mujeres que forman el jurado se retirarán a deliberar, mientras que los dos suplentes --un hombre y una mujer-- estarán a disposición del magistrado-presidente pero no participarán en la deliberación, según la información facilitada por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana. La deliberación tendrá lugar a puerta cerrada, sin que les sea permitida la comunicación con ninguna persona hasta que emitan un veredicto.

Comentarios

 
Publicidad