LA VOZ LIBRE

MARCELO PIÑEYRO

Piñeyro presenta "Las viudas de los jueves", donde enfoca "el miedo a lo extraño"

Efe
2010-03-23 14:10:00

Madrid.- El realizador hispanoargentino Marcelo Piñeyro prepara una olla a presión para las miserias humanas en "Las viudas de los jueves", una cinta protagonizada por Leonardo Sbaraglia, Juan Diego Botto y Ernesto Alterio en la que el miedo a lo desconocido campa a sus anchas en una urbanización de lujo.

Tras exprimir un proceso de selección de personal en "El método", Piñeyro se inmiscuye en su nuevo filme en la endogamia de la elite económica de Buenos Aires, encerrada en sí misma por "el miedo a lo extraño", un sentimiento que es "muy, muy contemporáneo", explica en una entrevista con Efe.

"Las viudas de los jueves", que se estrena el viernes en España, está basada en la novela de Claudia Piñeiro del mismo título, cuyo arranque es una cita de "El Zoo de cristal", de Tennesse Williams, referente a "las clases medias que se enrolaron en una escuela para ciegos".

El autor de títulos como "Plata quemada" o "Cenizas del paraíso" sigue también los pasos de los relatos de John Cheever y confecciona las marionetas para su reflexión sobre "estos sectores que serían los triunfadores de la sociedad, pero que hacen balance y se dan cuenta de que no tienen nada entre las manos".

La actualización de Piñeyro y de Piñeiro -sin relación entre sí, pese a la fonética- se ambienta en Argentina en 2001, en los días previos al "corralito". Pero ahora es inevitable pensar en la crisis económica internacional. La economía vuelve a detonar la emotividad.

"No es una cinta sobre la crisis económica", asegura Piñeyro. "Lo central es cuando a veces uno pone toda la energía y toda la carga propia en determinado concepto del éxito que hace descuidar por completo los ejes de los que en realidad depende más lo que hace feliz a uno".

El éxito profesional y el fracaso personal no es el único juego de contrastes que arma "Las viudas de los jueves". También la relación entre fuera y dentro. Desde la urbanización hipervigilada se percibe "un exterior que no vemos pero cuyo latido determina las acciones de los personajes".

"La fantasía es que levantando muros el afuera queda fuera. Los mecanismos que se están inventando para protegernos de nuestros miedos no hacen más que acentuarlos", sentencia el director.

Y, asimismo, su director celebra tanto la vocación universal de su cinta como su denominación de origen. "La 'argentinidad' es la identidad de la película. Las problemáticas son universales pero su piel es Buenos Aires, en concreto un sector de la ciudad", explica.

Piñeyro, que produjo hace 25 años la primera película argentina ganadora del Óscar, "La historia oficial", reflexiona con ese segundo premio de Hollywood para "El secreto de sus ojos" sobre la construcción de la personalidad cinematográfica de su país.

"'La Historia Oficial' era una de las primeras películas del retorno a la democracia y la dictadura había sido para el cine también muy nefasta. Llegamos casi al grado cero de escritura. En estos 25 años el cine argentino ha recorrido un camino potentísimo", asegura.

"En ellos se han reencontrado muchas cosas que venían de antes de la dictadura y encontrando caminos nuevos. Y se ha llegado a un cine muy heterogéneo, múltiple, con miradas contradictorias", asegura.

"Las viudas de los jueves" estuvo nominada a 15 premios Sur de la Academia Argentina de cine, pero se fue de vacío ante la victoria absoluta, precisamente, de la cinta de Juan José Campanella.

"Soy muy amigo de Campanella y viví todo lo que está pasando a su película con una enorme alegría y además lo veía bastante cantado", asegura y, como él, cree en los buenos valores de la coproducción entre España y Latinoamérica.

Tras "Las viudas de los jueves" está el productor español Gerardo Herrero, el músico Roque Baños o actores hispanoargentinos como Juan Diego Botto o Ernesto Alterio.

"El intercambio con España ha sido riquísimo. A mí me ha abierto muchísimo la cabeza. Sin embargo, creo que el mecanismo de coproducción tiene cosas fantásticas pero también peligros, como la disolución de la identidad", matiza.

"A veces se fuerzan determinadas cosas para que puedan encuadrar en reglamentaciones hechas por funcionarios que piensan en otra cosa y no en la problemática artística de cada película", concluye.

Mateo Sancho Cardiel

Comentarios

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook