LA VOZ LIBRE

17 servicios de salud distintos: este sistema es una ruina

La rivalidad entre las Comunidades Autónomas por tener mejores infraestructuras que el vecino ha disparado la deuda sanitaria

LVL
2012-04-10 10:21:52

Madrid.- El Gobierno de Mariano Rajoy, mediante una nota de prensa, anunciaba este lunes el recorte de 10.000 millones de euros en Sanidad y Educación. Concretamente, el gasto sanitario se reducirá en 7.000 millones de euros. Pero el verdadero lastre económico del sistema sanitario español es, una vez más, el modelo autonómico. De hecho, desde que en las competencias de Sanidad se transfirieron a las comunidades autónomas el gasto se ha duplicado.

Concretamente, desde que el Gobierno de José María Aznar decidió en 2002 transferir las competencias de Sanidad a las diez comunidades autónomas que aún no las tenían asumidas, los españoles pagamos 50.265 millones de euros más al año por este concepto, pasando de 38.563 millones de 2002 a los 88.828 millones de 2010, último año recogido por las estadísticas oficiales del Ministerio. Es decir, en tan sólo ocho años el gasto sanitario español se ha disparado un 131 por ciento.

17 servicios de Salud distintos y cada uno de ellos compitiendo por tener infraestructuras en muchas ocasiones innecesarias, difíciles y extremadamente caras de mantener y rivalizando con la propia sanidad privada, cuando no con la comunidad de al lado, o entre ciudades o municipios vecinos.

La financiación del sistema sanitario depende, básicamente, de la voluntad de los gestores autonómicos, salvo partidas mínimas como el céntimo sanitario o los programas del Ministerio. El actual sistema, lejos de contribuir a tener una mejor Sanidad provoca la fragmentación de la experiencia necesaria en todos los procesos médicos. Esto ha sido puesto de manifiesto por numerosas voces autorizadas del mundo sanitario, que han visto como esta carrera por gastar esconde los intereses de poderosos grupos, instalaciones e infraestructuras médicas y farmacéuticas.

Esta situación ha provocado que la deuda sanitaria haya llegado ya a 16.000 millones, creciendo desde 2004, cuando se supone que estaba a cero. A 31 de diciembre de 2011, se deben 6.300 millones de euros a laboratorios y 5.200 a las empresas de tecnología sanitaria, que fabrican desde tiritas a marcapasos. A ello hay que sumar otros proveedores (sanidad privada concertada), más de 2.000 millones, y las farmacias (otro tanto).

A la cabeza de la deuda sanitaria se sitúa Andalucía, con 3.395 millones de euros, seguida muy de cerca por la Comunidad Valenciana (3.105). Tras estas regiones, la Comunidad de Madrid (1.332), Castilla-La Mancha (1.115) y Castilla y León (1.093).

Por otra parte, el País Vasco y Navarra son las comunidades autónomas con mayor gasto sanitario por habitante, 1.563 y 1.528 euros, respectivamente, según los datos de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública atendiendo a los Presupuestos para 2011.

Tras ellas, las comunidades con mayor presupuesto sanitario por habitante son Asturias (1.495 euros), Extremadura (1.390), Aragón (1.364), Castilla y León (1.348), La Rioja (1.347) y Murcia (1.346). En el extremo contrario se sitúa Baleares, que destina apenas 1.000 euros por habitante; seguida de Comunidad Valenciana (1.078), Madrid (1.103), Andalucía (1.121), Canarias (1.135), Cantabria (1.232), Galicia (1.266), Castilla-La Mancha (1.283) y Cataluña (1.292).

> En la imagen, los logotipos de los servicios de salud de las 17 comunidades autónomas.

Comentarios

 
Publicidad