LA VOZ LIBRE

Luka Modric: de la Guerra de los Balcanes al Real Madrid

Con sólo 18 años fue considerado el mejor jugador de la Liga de Bosnia-Herzegovina

LVL / Fotos: GTres
2012-08-28 09:36:19

Madrid.- A sus 26 años, Luka Modric llega al Real Madrid tras una vida difícil, sobre todo en su infancia. El croata, hijo y nieto de milicianos, vivió de hotel en hotel durante la Guerra de los Balcanes, en la ciudad de Zadar, donde se vieron obligados a desplazarse tras el asesinato de su abuelo a tan solo unos metros de su casa. Aunque quienes le recuerdan aseguran que con siete años parecía ya un adulto por la situación que le había tocado vivir, lo cierto es que el jugador ha asegurado que no recuerda mucho aquella época, salvo que fue entonces cuando comenzó a jugar al fútbol por diversión.

Fue apodado el Cruyff de los Balcanes, por su parecido con Johan Cruyffy y aunque pronto comenzaron a decirle que jamás triunfaría en el fútbol por ser demasiado bajito y delgado, Modric perseveró hasta convertirse en una de las primeras figuras del fútbol mundial.

Fue en la ciudad de Zadar donde Modric empezó a destacar en el fútbol. Jugaba en el club local, y aunque tras la guerra les fue devuelta su casa de Zaton Obrovacki, decidió permanecer en Zadar para seguir jugando al fútbol.

Su padre empezó a trabajar como técnico aeronáutico en el aeropuerto de Zadar y su madre como costurera, y a pesar de que no ganaban mucho, pronto se dieron cuenta de que debían apostar por su hijo, dado su enorme potencial.

Ya en el año 2000 se incorporó al Dinamo de Zagreb, y en 2003, con 18 años, al FK Zrinjski, de Mostar, donde fue nombrado el mejor jugador de la Liga de Bosnia-Herzegovina. Tras su paso por varios clubs, en 2006 volvió al Dinamo con el que consiguió ganar tres ligas, dos copas y una supercopa.

Fue precisamente durante su segunda etapa en Zagreb cuando Luka Modric conoció a Vanja Bosnic, la mujer con la que comparte su vida. Vanja, economista tres años mayor que el futbolista, trabajaba en una agencia de deportes regentada por el hermano y representante de Modric. En 2007 comenzaron un noviazgo que terminó en una doble boda con un año de diferencia. Y es que Vanja y Luka quisieron se casaron por el Ayuntamiento en 2010 cuando se enteraron de que estaban esperando su primer hijo y único hijo hasta el momento, Luka, y después por la Iglesia.

Ante el avanzado estado de gestación de Vanja, la pareja decidió organizar una cena sencilla tan solo con la familia y amigos más cercanos. Ceremonia muy diferente a la que celebraron un año después, en 2011, por todo lo alto en la catedral de Nuestra Señora de Lourdes, en Zagreb, a la que acudieron 300 invitados.

Con un carácter sencillo y familiar, el mayor capricho de Luka Modric es conducir un potente BMW. A pesar de eso, es todo un ídolo en Croacia, donde incluso tiene una canción con si nombre, 'Si yo fuera Luka Modric'.

Cuando el entrenador Juande Ramos llegó al Tottenham, pidió expresamente que se le fichara y por 20 millones de euros, le consiguió incorporar al equipo. No empezó con buen pie debido a las lesiones, pero cuando se recuperó llevó a los Spurs a la Champions mientras que él se metía en el once oficial de la Eurocopa en 2008.

Es un jugador muy versátil, puede ser un buen compañero, o incluso sustituto, de Xabi Alonso y también podría desenvolverse muy bien en el lugar de Özil. Tiene una tremenda visión de juego que puede ayudar a Mourinho a conseguir su ansiada Champions.

 

> Arriba, Modric junto a su familia en su presentación con el Real Madrid. En el centro, otra imagen de su presentación. Abajo, Modric durante un partido.

Comentarios

 
Publicidad