LA VOZ LIBRE

UNASUR-CUMBRE

Unasur no claudica tras el golpe contra Zelaya y amenaza con un plantón a la UE

Efe
2010-05-04 16:30:00

Campana (Argentina).- La cumbre extraordinaria de Unasur terminó hoy con una amenaza de plantón de los países suramericanos a la Cumbre UE-América Latina si la Unión Europea mantiene la invitación al presidente hondureño, Porfirio Lobo, para la cita de mayo.

Tras un denso debate sobre la situación en Honduras, que acaparó buena parte de la reunión, el mandatario de Ecuador, Rafael Correa, anunció que transmitirá a su par español, José Luis Rodríguez Zapatero, el "malestar" de la mayoría de los socios del bloque por la invitación a Lobo.

"De asistir el Gobierno de Honduras, nosotros no podríamos asistir a esta Cumbre ya que no lo consideramos un gobierno legítimo", afirmó Correa en una rueda de prensa al término de la cumbre de presidentes de la Unión de Naciones Suramericanas.

La invitación al conservador Porfirio Lobo a la Cumbre convocada en Madrid para los días 17 y 18 de mayo "ha creado mucho malestar en la región y me han encomendado, en mi condición de presidente pro témpore, hablar con nuestro amigo José Luis Rodríguez Zapatero, en los términos más comedidos".

"Se ha cometido una ligereza al invitarlo (a Lobo) sin consultar a los Gobiernos de la región", denunció, porque "no se puede minimizar la ruptura institucional de Honduras".

"Todos queremos ir, pero no vamos a claudicar", advirtió el líder ecuatoriano, que evitó mencionar a los países que podrían sumarse al "plantón" en la cita de Madrid si finalmente se confirma la presencia de Lobo.

Sólo Colombia y Perú han reconocido el triunfo de Lobo en las elecciones organizadas en noviembre por el gobierno de facto de Roberto Micheletti tras el golpe de Estado del pasado junio contra el entonces presidente Manuel Zelaya.

"Hemos reconocido al Gobierno de Honduras porque creemos que dada nuestra vieja tradición de golpes de Estado, el hecho de que un golpista proceda a unas elecciones y de ahí surja un gobierno democrático ha permitido a muchos de nuestros países salir de las dictaduras", declaró a Efe el canciller peruano, José Antonio Belaúnde.

La decisión de Unasur supone un jarro de agua fría para el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, que pretendía exhibir la cita de mayo como un logro antes de concluir su semestre como presidente en turno de la Unión Europea.

Lobo ha confirmado ya su presencia en la cumbre de Madrid por invitación de Zapatero, y el embajador español en Honduras, Ignacio Rupérez, afirmaba hoy mismo que las relaciones entre Madrid y Tegucigalpa son "perfectamente normales, positivas y progresivas".

La incógnita ahora está en cuántos mandatarios suramericanos se sumarían al "plantón" anunciado por Correa.

Fuentes diplomáticas dan por descontado que el colombiano Álvaro Uribe y el peruano Alan García -los dos grandes ausentes de la esta cumbre de Unasur- asistirán a Madrid, y dan por seguras las ausencias del venezolano Hugo Chávez y el ecuatoriano Rafael Correa, salvo que se encuentre una salida que pueda satisfacer a todas las partes en conflicto.

Una alternativa en la que podría estar trabajando el brasileño Luiz Inacio Lula da Silva, que durante la reunión de hoy propuso pedir a Honduras que permita el regreso de Manuel Zelaya con plenos derechos civiles.

La polémica sobre Honduras eclipsó el otro tema estrella de la cumbre, la elección, por unanimidad, del ex presidente argentino Néstor Kirchner como primer secretario general de Unasur.

Su designación puede considerarse un triunfo de la diplomacia argentina, que presionó en los últimos meses a sus vecinos para sentar a Kirchner en el sillón de Unasur.

Kirchner, de 60 años, intentó ocupar el cargo el pasado año, en medio de un grave conflicto político con Uruguay por la instalación de una papelera en la ribera uruguaya del río que comparten ambos países y se topó con el veto del entonces gobernante Tabaré Vázquez, apoyado por Colombia y Perú.

El triunfo de José Mujica en las últimas elecciones uruguayas allanó el camino y ha permitido a Kirchner cumplir con sus aspiraciones.

Mujica no quiso romper el consenso mayoritario impulsado por el ecuatoriano Rafael Correa, pero advirtió que "a este presidente, políticamente le cuesta el paso que da, como también le cuesta al Gobierno argentino, porque los gobiernos no hacen lo que quieren sino lo que pueden".

En su nuevo rol de líder suramericano, Kirchner tendrá que atenerse al juego diplomático y olvidarse de viejas prácticas de su gestión presidencial, como su aversión a las cumbres presidenciales y a giras internacionales.

Además, si quiere adecuarse a los estatutos de Unasur, debería dedicarse al cargo a tiempo completo, abandonar su banca como diputado -algo que deseaba casi desde que tomó posesión del escaño, tras las elecciones de junio del pasado año- y estudiar cómo compatibilizar su nueva actividad con el liderazgo del Partido Justicialista (PJ, peronista).

La agenda de la Cumbre incluyó también una resolución de rechazo contra la ley migratoria de Arizona (EE.UU) porque "criminaliza" a los inmigrantes y fomenta el racismo, y una declaración de respaldo a las medidas del Gobierno de Paraguay para contener la ola de violencia atribuida al llamado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

Comentarios

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook