LA VOZ LIBRE

Próximo relevo

La BRILAT incorpora el "reto" logístico del repliegue a su sexta misión en Afganistán

Europa Press
2012-09-22 13:57:29
El jefe del contingente asegura que están preparados para esta tarea y para enfrentarse a todos los escenarios de seguridad posibles ZARAGOZA, 22 (EUROPA PRESS) Los miembros de la Brigada de Infantería Ligera Aerotransportable (BRILAT) Galicia VII que se desplegarán próximamente en Afganistán sumarán a sus tareas el "reto" logístico que supone comenzar la retirada, pero según explica el jefe del contingente, el coronel Fernando González García-Valerio, están "absolutamente preparados" para los traslados de materiales y para responder a todas las "hipótesis" de seguridad que puedan darse. La BRILAT comenzará el próximo noviembre su sexta misión en Afganistán, en la que relevará al contingente formado principalmente por la Brigada Paracaidista, y donde permanecerá durante un periodo de seis meses, 'estrenando' así las nuevas rotaciones de medio año. No obstante, es posible que antes de que vuelva el contingente completo se produzcan repliegues, ya que está previsto que en la primavera se vayan dejando los dos puestos avanzados de combate que España mantiene en Moqur y Ludina, en la provincia de Badghis. Según explica el coronel González García-Valerio, el nivel de preparación del contingente -formado por unos 1.000 militares, de los que 800 son de la BRILAT-- es "francamente bueno". "Me voy con la conciencia absolutamente tranquila, porque he exprimido y preparado a los hombres y mujeres que estarán en zona de operaciones al máximo", afirma, recordando el dicho de que "cuanto más sudor en tiempo de paz, menos sangre en tiempo de guerra". Esta preparación se ha comprobado en el último ejercicio de integración que el contingente llevó a cabo hasta este viernes el campo de maniobras de San Gregorio (Zaragoza) y que se completa con el que este fin de semana realizará la Plana Mayor de la fuerza, supervisado por el jefe de la BRILAT, el general José Antonio Alonso. Aunque el coronel asegura que la misión de todos los contingentes que han pasado por Afganistán ha tenido "la misma importancia", reconoce que el próximo relevo tendrá como "añadido" un "componente logístico" importante por el repliegue de materiales que conllevará el inicio de la retirada. Y van "preparados" para todos los escenarios en que puedan tener que desarrollarse estos movimientos, si bien el coronel está "convencido" de que las Fuerzas Afganas asumirán el control de los territorios que vayan dejando las tropas españolas, de manera que "no se va a dar" un "vacío de seguridad". NUEVOS MORTEROS PARA REFORZAR LA SEGURIDAD En cualquier caso, el próximo contingente verá reforzada su seguridad con el envío de nuevos morteros embarcados en vehículos de alta movilidad táctica, que, según explica el comandante David Cuesta, van a ser "muy importantes" para la seguridad de las tropas españolas. En concreto, según el Ejército de Tierra, darán "apoyo de fuego rápido y eficaz a las posiciones españolas y a los convoyes". Estos morteros -con una cadencia de 12 disparos por minuto que pueden alcanzar hasta los 6.900 metros-- han sido probados durante estos días en San Gregorio. A pesar de ser vehículos ligeros, los VAMTAC que portan estos morteros han sido reforzados con un blindaje antiminas "similar" al de los vehículos RG31 y los Lince que utilizan las tropas españolas en Afganistán para sus movimientos. MUCHA EXPERIENCIA EN MISIONES INTERNACIONALES Muchos de los integrantes de la que será la XXXII Fuerza Española en Afganistán (ASPFOR) ya han participado en la misión de la OTAN en este país asiático y la mayoría de ellos tienen experiencia en operaciones internacionales. De hecho, según apunta el general Alonso, de media han estado en tres misiones en el exterior. Para algunos, como el comandante Juan Luis Carranza, será su tercera misión en Afganistán y su séptima misión internacional. Por su parte, el coronel González García-Valerio ha estado en Mozambique, Bosnia y Kosovo, además de en Afganistán, donde ya mandó otro contingente en 2008 con la Brigada Paracaidista. Ahora podrá constatar la evolución de los trabajos de las tropas españolas. Con este interés acude también el capitán Javier Bruquetas, que estuvo en el primer equipo de formación y enlace que se desplegó en 2007 y que ahora vuelve como parte de los nuevos equipos de asesoramiento al Ejército afgano. En estos cinco años, las tropas españolas han instruido a dos de los tres batallones de la Brigada 3/207 del Ejército afgano en Badghis. Una vez finalizado el último ejercicio de preparación, el contingente tendrá un mes para completar asuntos administrativos que conlleva el despliegue y para despedirse de sus familiares. Algunos incluso tendrán que comunicar su viaje, como una teniente que forma parte de un equipo de asesoramiento que reconoce que todavía no le ha explicado a su familia que vuelve otra vez a Afganistán, donde estuvo hace tan solo un año. "Ya tendrán tiempo de preocuparse", dice. La despedida será dura también para el cabo Pablo Bouzo, que será padre de una niña a finales de noviembre, aunque asegura que se asumen las particularidades de la vida militar. "Cuando firmas sabes lo que hay", explica. En su caso, la comprensión de su pareja está asegurada, porque ella también es miembro de las Fuerzas Armadas.

Comentarios

 
Publicidad