LA VOZ LIBRE

ETA-EXTORSIÓN

Suspendida la declaración de García Hidalgo por problemas en la notificación

Efe
2010-05-06 12:14:00

Madrid.- La declaración como imputado del ex director de la Policía Víctor García Hidalgo ante el juez Baltasar Garzón en una pieza separada de la causa del "caso Faisán" en la que se investiga por qué dos etarras detenidos en Francia en 2007 tenían su teléfono se ha suspendido por problemas en la notificación.

Así lo han confirmado fuentes jurídicas, que han señalado que el magistrado de la Audiencia Nacional ha aplazado sin fecha el interrogatorio del ex máximo responsable policial, ya que se han producido algunos "problemas" en la notificación de su citación y no ha podido presentarse ante el juzgado de Garzón.

El titular del Juzgado Central número 5 de la Audiencia Nacional ha citado al ex director de la Policía después de que la semana pasada la sala de lo penal de este tribunal le obligara a admitir la personación de Dignidad y Justicia, que interpuso una querella contra García Hidalgo y los supuestos etarras Jon Yurrebaso y Kepa Mirena Martínez por colaboración terrorista.

Los dos presuntos miembros de ETA fueron arrestados el 29 de marzo de 2007 en Périgueux (Francia), momento en el que la Policía se incautó, entre otras cosas, de un papel con cuatro números de teléfono anotados, dos españoles y dos franceses, que podrían pertenecer a "altos funcionarios de los gobiernos español y francés intervinientes en el proceso de negociación o interlocución con ETA".

Garzón quiere interrogar a García Hidalgo para intentar averiguar por qué dos supuestos integrantes de la banda terrorista tenían en su poder su número de teléfono y qué relación tenía con ellos.

La sección tercera de la sala de lo penal de la Audiencia Nacional aceptó el argumento del Ministerio Fiscal de oponerse a la imputación por colaboración terrorista de Yurrebaso y Martínez porque "resulta incompatible" con el delito de integración, por el que ya que están siendo investigados en Francia.

Sin embargo, entendió el tribunal que, pese a que García Hidalgo fue cesado en septiembre de 2006 -antes de la detención de los supuestos etarras-, esa circunstancia "no excluye la susceptibilidad de valoración de sus actos realizados precedentemente en su condición pública, si se ejecutaron en tal condición".

La sala precisó, no obstante, que durante la instrucción se debe investigar si el ex director general de la Policía "ostentaba la calidad de agente gubernamental" porque, tal y como apuntó la Fiscalía, "la simple tenencia de ese número por parte de miembros de una organización terrorista no convierte en delictivo el comportamiento" de García Hidalgo.

Estos hechos se investigan en la pieza separada que Garzón desglosó el pasado mes de septiembre de la investigación abierta sobre el "chivatazo" que supuestamente alertó a ETA el 4 mayo de 2006 sobre una operación policial contra su red de extorsión a través de una llamada realizada desde el bar Faisán de Irún (Guipúzcoa).

García Hidalgo es uno de los tres imputados que figuran en ese procedimiento junto con el Jefe Superior de Policía del País Vasco y un inspector de la Brigada de Información de Álava.

Comentarios

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook