Tuesday, 25 July 2017 | 
LA VOZ LIBRE

PALAU MÚSICA

Un decorador admite que cargó más de 260.000 euros al Palau por obras en la casa de Millet

Efe
Friday, 07 de May de 2010, 14:39

Barcelona.- Un responsable de una empresa de interiores ha admitido hoy ante el juez del caso Palau de la Música que cargó 263.000 euros a la institución musical por obras que realizó en las casas de Félix Millet, Jordi Montull y la hija de éste, Gemma.

Fuentes judiciales han informado hoy de que Aleix P., responsable de la mercantil Clos Interiors SL, ha declarado ante el juez de Instrucción número 30 de Barcelona que investiga el desvío de fondos del Palau de la Música que efectuó diversas obras en casas de Millet y los Montull y que el importe de las mismas lo cargó posteriormente a la institución.

En concreto, el empresario ha reconocido que facturó al menos nueve servicios realizados en casa de Millet y otros nueve en los domicilios de Jordi Montull y su hija Gemma, los tres imputados en el caso del Palau de la Música.

En total, Clos Interiors habría facturado al Palau unos 450.000 euros, de los que la mitad fueron obras y servicios realizados en los domicilios particulares de los antiguos gestores del Palau y, el resto, unos 180.000 euros, habrían sido mejoras destinadas al edificio histórico de la institución.

Esta empresa, han indicado las mismas fuentes, había recibido durante varios años encargos de Millet y Montull para el Palau de la Música, por lo que la relación con los anteriores responsables de esta institución era fluida y antigua.

El goteo de declaraciones de empresarios que habrían trabajado con el Palau de la Música citados por el juez Juli Solaz no ha finalizado aún, nueve meses después de que Félix Millet y Jordi Montull reconocieran que habían desviado dinero de la institución para su propio beneficio.

Así, dentro de dos semanas declararán otros dos responsables de empresas proveedoras del Palau de la Música, y también la secretaria de Félix Millet, Elisabeth Barberà.

Esta mañana también estaba citada a declarar una mujer que había trabajado en la mercantil CMB-10, que también realizó presuntamente cargos al Palau de mejoras en las casas de los máximos responsables de la institución, si bien se ha desestimado al constatar el juez que esta persona no era responsable de la citada empresa y que no estaba en la misma en la época en la que se efectuaron los pagos.

 

Comentarios

 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook