Saturday, 22 July 2017 | 
LA VOZ LIBRE

ISRAEL-PALESTINOS

Israel y ANP comienzan las negociaciones de paz durante la visita de Mitchell

Efe
Sunday, 09 de May de 2010, 12:06

Ramala (Cisjordania).- El anuncio hoy en Ramala de que israelíes y palestinos han comenzado las negociaciones indirectas bajo mediación estadounidense coronó con éxito la visita a la zona del enviado de la Casa Blanca, George Mitchell.

El negociador jefe palestino, Saeb Erekat, reveló este mediodía en esta ciudad cisjordana que el proceso de diálogo ya se ha iniciado y reveló que el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, encabezará el equipo palestino.

"Podemos decir ahora que las negociaciones indirectas ya han comenzado y que durarán cuatro meses", declaró a los medios Erekat tras el encuentro que mantuvieron Mitchell y Abás en la sede de la gobernación de la ANP en Ramala.

El enviado del presidente de EEUU, Barack Obama, abandona hoy la región tras mantener maratonianas sesiones con los máximos dirigentes de Israel y la ANP en los últimos cinco días, en un intento de arrancar un compromiso para el diálogo político bajo su intermediación.

Erekat, jefe del departamento de Negociaciones de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), insistió en que el senador estadounidense declarará formalmente la reanudación de las negociaciones indirectas, denominadas en el argot diplomático "conversaciones de proximidad", en las próximas 24 horas, anuncio en el que dará más detalles acerca de la naturaleza del diálogo.

Las negociaciones abordarán todas las cuestiones relativas al estatuto definitivo de paz como son fronteras, seguridad, capitalidad de Jerusalén, asentamientos, refugiados y agua, añadió.

Las palabras del negociador palestino se producen después de que el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, dijera en Jerusalén en la reunión semanal de su Consejo de Ministros que Israel espera que el diálogo indirecto conduzca a conversaciones cara a cara con los palestinos, lo que debería pasar dentro de cuatro meses.

"Es imposible hacer la paz a distancia o control remoto", manifestó el jefe del Ejecutivo israelí antes de destacar que el nuevo proceso analizará "cuestiones críticas como la seguridad y el interés nacional".

Netanyahu dio la bienvenida a la decisión del Comité Ejecutivo de la OLP -encargado de la negociación con Israel- de respaldar la nueva vía de diálogo y matizó que la postura de su gobierno "ha sido desde siempre que transcurra sin condiciones previas".

A ese respecto, Erekat aseveró que "Netanyahu no tiene derecho a hablar de condiciones previas mientras siga construyendo en los asentamientos judíos".

El Consejo Central de Al Fatah seguirá muy de cerca la negociación con Israel y, si continúa la política de construcción en las colonias judías, se pondrá fin a la negociación, declaró a los medios uno de sus miembros, Mahmud el Alul.

El nuevo diálogo indirecto pone fin a dieciséis meses de parón en el proceso de paz, resultado de la ofensiva militar israelí en la franja de Gaza entre diciembre de 2008 y enero de 2009, que enterró las negociaciones lanzadas en Annapolis (EEUU) a finales de 2007.

Se inicia tras el respaldo que la OLP, el Consejo Central de Al Fatah y la Liga Árabe dieron en la última semana a Abás para negociar con Israel y tras salvarse el escollo de los asentamientos judíos.

La ANP exigía la completa paralización de la construcción en los territorios palestinos ocupados de Cisjordania y Jerusalén Este para retomar el diálogo, condición que Israel rechaza de forma oficial.

Sin embargo, sobre el terreno la construcción en Jerusalén Este está paralizada, en un aparente pacto de silencio que habría abierto la puerta al diálogo.

Por su parte, Hamás, movimiento islamista palestino, que rechaza todo diálogo con el Estado judío y controla Gaza desde junio de 2007, ha tachado de "absurdo" el nuevo proceso en ciernes.

El viceministro de Asuntos Exteriores del Gobierno de Hamás en Gaza, Ahmed Yusef, indicó que su grupo ha remitido una carta al presidente de EEUU y a otros dirigentes occidentales en la que explica los efectos del bloqueo israelí sobre la franja, donde reside millón y medio de palestinos.

En la misiva el movimiento islamista reitera que podría aceptar un Estado en las tierras palestinas ocupadas por Israel en 1967, pero "sin reconocer" al Estado judío.

 

Comentarios

 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook